Juez de California rechaza apelación de Toledo sobre pedido para afrontar en libertad su extradición

A inicios de este mes, el juez de apelaciones del Distrito Norte de California denegó de forma definitiva la solicitud de libertad bajo fianza formulada por la defensa del expresidente, quien por tanto permanece en prisión.

Alejandro Toledo espera en Estados Unidos su proceso de extradición. | Fuente: Foto: Andina

El juez de California Vince Chhabria rechazó el recurso de reconsideración presentado por el expresidente Alejandro Toledo respecto a su decisión de desestimar su pedido para afrontar en libertad bajo fianza el proceso de extradición que se le sigue en Estados Unidos por el caso Odebrecht.

A inicios de este mes, Vince Chhabria, juez de apelaciones del Distrito Norte de California, denegó de forma definitiva la solicitud de libertad bajo fianza formulada por la defensa del expresidente (2001-2006), quien por tanto permanece en prisión.

Tras una audiencia a principios de febrero en la que el exmandatario hizo testificar a un psiquiatra sobre su estado mental para justificar que su estancia en la cárcel le estaba produciendo un gran deterioro psicológico, el magistrado consideró ese extremo no probado y falló en su contra.

"El testimonio del doctor resulta insuficiente para determinar que las condiciones particulares en el penal de Maguire (donde se encuentra encarcelado) están causando o causarán a este preso problemas de salud mental serios", indicó el juez en aquel fallo al que tuvo acceso la agencia de noticias Efe.

Tras la decisión de este miércoles, Toledo agota la última posibilidad que le quedaba de salir en libertad mientras dure su juicio de extradición a Perú, donde está acusado de corrupción, puesto que el juez que lleva su caso, Thomas Hixson, ya se la denegó el año pasado, ante lo que la defensa apeló a Chhabria.

Riesgo de fuga

Además de considerar el supuesto deterioro mental de Toledo no probado, el magistrado también consideró que el riesgo de fuga del expresidente en caso de salir en libertad bajo fianza ha aumentado en los últimos meses, ya que se descubrió que él y su esposa, Eliane Karp, mantenían escondidos activos por valor de más de un millón de dólares.

Toledo nunca comunicó a la corte que poseía ese dinero, pese a las múltiples declaraciones de activos que se pidieron a la pareja y, de hecho, el expresidente recibió los servicios de un abogado de oficio al segurar que no podía pagarse una defensa privada.

Por otro lado, Chhabria determinó que, si bien Toledo no huyó de EE.UU. entre febrero de 2017, fecha en que Perú presentó cargos contra él, y julio de 2019, cuando fue detenido en California, las circunstancias desde entonces han cambiado sustancialmente.

"Ahora Toledo se enfrenta a la posibilidad real de pasar el resto de su vida bajo custodia en Perú, y los últimos meses en prisión puede haber hecho las consecuencias de la extradición mucho más concretas de lo que eran anteriormente", apuntó el magistrado.

¿Qué opinas?