Giulliana Loza y José Domingo Pérez durante una audiencia
Giulliana Loza y José Domingo Pérez durante una audiencia | Fuente: Andina

Giulliana Loza, abogada de Keiko Fujimori, respondió al pedido del fiscal José Domingo Pérez para que el Poder Judicial llame la atención a su clienta asegurando que esta solicitud es “producto de la ignorancia” y la “mala fe” del representante del Ministerio Público. Dicha solicitud fue presentada este viernes por el integrante del Equipo Especial Lava Jato, quien considera que la lideresa de Fuerza Popular rompió una de las reglas de conducta que se le impusieron a su salida de prisión.

En su solicitud, José Domingo Pérez le pide al juez Víctor Zuñiga Urday, quien ve el caso de Keiko Fujimori, llamarle la atención por un tuit suyo que fue retuiteado por la excongresista Úrsula Letona. El fiscal indica que esto representa un incumplimiento de la norma de conducta que le impide comunicarse con coimputados o testigos del caso, sea a través de terceras personas o de “cualquier forma o medio tecnológico”.

Reglas de conducta

“Es un pedido producto de la ignorancia y, lamentablemente, de la mala fe del fiscal quien no entiende que un RT no implica forma de comunicación alguna. Todos los que manejan redes saben de eso”, respondió la abogada a través de un pronunciamiento. Loza agrega que Pérez parece haber la investigación como “un asunto personal” y que “desde hace mucho ha perdido objetividad”.

Giulliana Loza, que también es investigada dentro de esto caso y por lo tanto también está impedida de comunicarse con Keiko Fujimori, considera que el pedido es exagerado, inconstitucional y no tiene sustento, por lo que debería ser rechazado por el juez. “Keiko no ha incumplido regla de conducta alguna. Incluso, siendo estricta en ello, Mark [Vito Vilanella, su esposo] se ha mudado a la casa de la señora Susana [Higuchi, su suegra]. Ni él ni yo, así como su mamá ni Sachie [Fujimori, su hermana] nos comunicamos con ella”, aseguró.