Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya no acudieron a citación de la Fiscalía

Jaime Yoshiyama había enviado este lunes un oficio al fiscal Pérez Gómez donde se pone a disposición para responder cualquier pregunta sobre la investigación a Fuerza Popular.
La casa del ex ministro de Transportes del Gobierno de Alberto Fujimori fue allanada este martes. | Fuente: RPP Noticias/Andina

Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya Cámere, exdirigentes de Fuerza Popular, no acudieron a la citación ante la Fiscalía de Lavado de Activos para rendir sus declaraciones por la investigación sobre los aportes a la campaña de Keiko Fujimori en el 2011.

Yoshiyama había sido citado a las 9:00 a.m. y Bedoya a las 10:00 a.m. Los exministros fujimoristas, a quienes Jorge Barata –según versiones periodísticas- señaló como los receptores del millón de dólares que Odebrecht aportó a la campaña de Keiko Fujimori, debían declarar ante el fiscal José Domingo Pérez.

El allanamiento

La defensa de Yoshiyama, Julia Pacheco Garmendia, difundió una carta en la que critica que las fotos y el video del allanamiento en su casa de La Molina se hayan filtrado a la prensa porque "ponen en riesgo la seguridad y bienestar de su familia".

Este martes, la Fiscalía allanó las viviendas de los exministros fujimoristas. La diligencia en la casa de Yoshiyama se extendió por 18 horas. El exsecretario general de Fuerza Popular quedó detenido por 13 horas después que las autoridades encontraran un arma de fuego y municiones en su casa. Su defensa calificó la detención como “injusta”.

Durante la diligencia, la Fiscalía encontró una tarjeta del ex directivo de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, según informó Correo este viernes. Para la defensa del investigado, esto “no aprueba que el señor Jaime Yoshiyama hubiera tenido una relación cercana o algún vínculo con él”.

“Lo único que prueba es que en algún momento se conocieron, lo cual nunca fue negado por mi patrocinado, sumado a que la tarjeta del señor Barata, fue encontrada junto a varios cientos de tarjetas personales”, añadió.

“El CPU iba ser llevado al técnico”

Según Latina, medio que difundió imágenes del allanamiento, la esposa de Yoshiyama, María Sasaki, intentó supuestamente retirar del lugar el CPU (memoria) de una computadora y un USB, escondidos en la maletera de un automóvil.  

De acuerdo a la defensa del exministro, este “hecho es absolutamente falso”. “Fue el ingeniero  Yoshiyama quien llevó a los fiscales hasta el carro blanco de su cuñada, después de cuatro horas que su esposa ya se había retirado de la casa en su vehículo a una cita médica. Ese CPU estaba en el carro de su cuñada desde el día anterior porque requería servicio de mantenimiento e iba a ser llevado a un servicio técnico”, dijo.

El lunes 26 de febrero, Yoshiyama viajó a Estados Unidos, según su récord migratorio. Desde ahí, negó haber recibido dinero de Odebrecht, tal como afirmó Jorge Barata a los fiscales peruanos en su interrogatorio del miércoles 28.

El exsecretario regresó al país y envió el lunes 5 de marzo un oficio al fiscal Pérez Gómez donde se pone a disposición a responder cualquier pregunta sobre la investigación a Fuerza Popular.

0 Comentarios
¿Qué opinas?