Giulliana Loza estuvo esta mañana en Ampliación de Noticias. | Fuente: RPP

La abogada Giulliana Loza, defensa legal de Keiko Fujimori, rechazó la investigación iniciada por el fiscal José Domingo Pérez en su contra por la presunta comisión del delito contra la administración de justicia en la modalidad de obstrucción a la justicia, y acusó que es víctima de un daño a su imagen.

En Ampliación de Noticias, dijo que, según la imputación fiscal, ella ha amenazado o intimidado a testigos del Caso Cócteles, algo que ella rechaza. “Ningún testigo dice que yo lo he amenazado o intimidado, esto lo infiere el fiscal”, sostuvo.

Loza aseguró que esta investigación en su contra está causando un “desprestigio” a su imagen. Además, consideró que esta medida busca dejar a Keiko Fujimori sin asistencia legal.

“Ahora se le quiere privar de ser asistida por un abogado a quien ella eligió. ¿Qué es lo que pretenden con esto? ¿Dejarla indefensa? ¿Dejarla sin abogado?”, comentó.

Según la abogada, el fiscal ha pedido, entre otras cosas, que no pueda comunicarse con sus clientes, Keiko Fujimori y Mark Vito Villanella. “Ni por mensajes de texto ni por señales de humo ni por señales mentales me puedo comunicar con ellos”, ironizó.

Para ella, estas medidas buscan “anularla profesionalmente”. “Jamás he direccionado un testimonio, menos he amenazado, creo que es algo abusivo. Me voy a defender en la audiencia y durante toda la investigación. Estos hechos se van a esclarecer”, remarcó.

Cabe recordar que Giulliana Loza fue citada para el viernes 28 de diciembre a la audiencia en la que se evaluará el requerimiento del Ministerio Público de comparecencia con restricciones en su contra y otros cinco abogados.

El fiscal José Domingo Pérez formalizó una investigación preparatoria contra todos ellos por la presunta comisión del delito contra la administración de justicia en la modalidad de obstrucción a la justicia.


¿Qué opinas?