Ollanta Humala cuando era un oficial del Ejército en la selva peruana. | Fuente: Utero

El Ministerio Público anunció este viernes que ha iniciado una nueva investigación del caso Madre Mía, tras la aparición de dos nuevos testigos de los presuntos asesinatos cometidos en esa localidad de la región San Martín. Este caso, que había sido archivado en el 2009, involucra al expresidente Ollanta Humala, quien estuvo destacado en la zona como oficial del Ejército en la época de los presuntos crímenes. 

La investigación fue dispuesta por la fiscal Edith Chamorro Bermúdez, de la Primera Fiscalía Supraprovincial Especializada en delitos de Terrorismo y Derechos Humanos, contra los que resulten responsables de las torturas y desaparición de diversas personas en esa población de la selva peruana, en la década de los 90.

Nuevos elementos. De acuerdo a los informes, difundidos en el programa #BetoASaber, las víctimas habrían sido torturadas y arrojadas al río por orden de los mandos militares que controlaban la zona, luego que fueran acusadas de terrorismo.

La fiscalía informó que la aparición de los nuevos testigos constituye elementos suficientes para iniciar una nueva investigación, la misma que buscará establecer a los responsables de dichos asesinatos.

Protección a testigos. Tras la difusión de los informes, la fiscal superior coordinadora de las fiscalías especializadas en delitos de terrorismo y derechos humanos, Luz del Carmen Ibáñez Carranza, coordinó con la producción del programa a fin de establecer contacto con los testigos, quienes han sido incluidos en la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos del Ministerio Público (Udavit) y vienen declarando ante la fiscal Chamorro Bermúdez.

Además, el Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde, se reunió con la fiscal superior Ibáñez Carranza a quien manifestó el total respaldo de su despacho a esta nueva investigación.