Marianella Ledesma sobre retiro de inmunidad a magistrados del TC: “Deberíamos ir a la Corte IDH”

La presidenta del Tribunal Constitucional advirtió que la decisión del Congreso no solo afecta la autonomía de los magistrados sino de los jueces. “Ahora un juez no va a votar con la libertad que puede tener, sino pensando en qué proceso penal le va a llegar o acciones a futuro que le van a restringir”, sostuvo. 

Marianella Ledesma
Marianella Ledesma habló de la posibilidad de acudir a instancias internacionales. | Fuente: Andina

La presidenta del Tribunal Constitucional (TC), Marianella Ledesma, cuestionó la reforma aprobada por el Congreso que elimina la inmunidad no solo a los parlamentarios sino también a altos funcionarios, entre ellos los magistrados del organismo que ella preside.

En su opinión, esto no solo no solo afecta la autonomía de los magistrados del TC sino de los jueces en general, ya que -sostuvo- “ahora un juez no va a votar con la libertad que puede tener, sino pensando en qué proceso penal le va a llegar o acciones a futuro que le van a restringir”.

“Yo considero que la delegación de poderes que nos alcanza, sea como jueces constitucionales o congresistas, se debe ejercer con responsabilidad y, sobre todo, con mucha reflexión”, comentó en entrevista con El Comercio.

Al respecto, la titular del TC habló de la posibilidad de acudir a instancias internacionales. “En mi opinión, esto va a implicar que deberíamos ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para preservar la independencia de los magistrados del Tribunal Constitucional”, sentenció.

Además, remarcó que la norma puede ser “cuestionada como ley ante el TC”. No obstante, recordó que para esto se debe esperar a que sea promulgada, ya que -como se sabe- se requiere otra legislatura más. “¿Es posible controlar una ley de reforma constitucional? Sí, forma parte de la jurisprudencia del tribunal”, recordó.

Ledesma Narváez cuestionó también que la norma aprobada mantiene una suerte de protección a los congresistas, que no tienen responsabilidad por sus votos, opiniones y otros actos propios de la función, que no se aplica a los demás altos funcionarios. “Ya no tenemos las mismas inmunidades ni prerrogativas, pero ellos sí las mantienen”, se quejó.