El exfiscal de la Nación Pedro Chávarry en su presentación en el Pleno. | Fuente: Congreso

El exfiscal de la Nación y actualmente integrante de la Junta de Fiscales Supremos Pedro Chávarry afronta un pedido de suspensión por 18 meses de sus funciones. La fiscal suprema adjunta Bersabeth Revilla, quien tiene a su cargo el proceso contra Chávarry por presunto encubrimiento real contra el Estado, solicitó esta medida ante el juez Hugo Núñez Julca.

RPP Noticias tuvo acceso al requerimiento de la fiscal Revilla en el que concluye que Chávarry Vallejos intentó tanto pedir información que no le correspondía al Equipo Especial como frustrar sus acciones de investigación. Según Bersabeth Revilla, la actuación de Chávarry fue reiterada al producirse cuando era Fiscal de la Nación, así como cuando regresó a ser fiscal supremo.

La medida, para la fiscal suprema especializada en delitos de corrupción de funcionarios, “resulta necesaria para evitar la reiteración delictiva”.

Intentos reiterativos de presión

El delito de encubrimiento real es sancionado con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de 4 años, además de la inhabilitación. La fiscal cita el articulo 297º del Nuevo Código Procesal Penal que permite dictar “medidas de suspensión preventiva de derecho” en casos de “delito sancionados con pena de inhabilitación”.

“Por ello es de estimar que el investigado, de ser sentenciado, será sancionado con pena de inhabilitación, por lo que resulta pertinente suspender temporalmente en el ejercicio de cargo que viene desempeñando como Fiscal Supremo Titular en el Ministerio Público”, señala el documento.

Fiscales del caso Lava Jato. | Fuente: Andina

Para la fiscal, mientras que Chávarry siga siendo fiscal supremo, y por ello integrante de la Junta de Fiscales Supremos, “intentará una y otra vez presionar al Equipo Especial para que brinde información de un modo indebido, y así intimidar indirectamente a los fiscales que lo integran, vulnerando la autonomía de sus investigaciones”.

Revilla Corrales señala que actitud de Chávarry es indebida debido a que se inquiere sobre los términos de la reparación civil, “cuando eso corresponde a la Procuraduría Público y no al Ministerio Público”. Además, “porque la información de un proceso de colaboración eficaz solo debe quedar entre los magistrados responsables del proceso y las partes procesales”.

¿Qué buscaba?

Según la tesis de la fiscal, con esta actitud Pedro Chávarry buscaba “la impunidad de los investigados en los casos cocteles y Lava Jato, al dar información que les permite neutralizar la investigación fiscal”.

Como fiscal supremo, según Revilla Corrales, Pedro Chávarry realizó pedidos para que el Equipo Especial acuda a la Junta de Fiscales Supremos a informar sobre sus actividades. También habría participado en “el supuesto acuerdo de separar al fiscal supremo Pablo Sánchez de la investigación del caso ‘Cuellos Blancos’”.

El pasado 21 de agosto, la Corte Suprema abrió proceso penal a Chávarry por el delito de encubrimiento real en relación con dos hechos: a) la remoción de los fiscales del equipo especial Lava Jato, a pocos días de suscribirse el acuerdo de colaboración eficaz y b) la solicitud de información sobre dicho acuerdo con Odebrecht.


¿Qué opinas?