Este domingo se realizó el examen de la Junta Nacional de Justicia. | Fuente: Andina

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Ayer se llevaron a cabo dos etapas cruciales en los procesos de los que depende el futuro de nuestra sociedad y de nuestras instituciones. Por una parte la primera fase de la selección de los miembros de la Junta Nacional de Justicia. Por otra, las elecciones internas de los partidos que van a participar en las elecciones congresales del próximo 26 de enero. El primero concierne a la reforma más importante del Estado, la de la administración justicia. El segundo concierne a la aspiración de los ciudadanos a decidir quiénes deben ejercer el poder parlamentario, es decir hacer leyes y fiscalizar al poder ejecutivo.

La administración de Justicia es la práctica a través de la cual un Poder del Estado juzga si los ciudadanos y las instituciones respetan las leyes, y en caso contrario sanciona. Pero como hemos podido comprobar, nuestro sistema judicial se hallaba profundamente penetrado por la criminalidad y la corrupción. Una investigación sobre narcotráfico en el Callao condujo al descubrimiento de una banda organizada que garantizaba la impunidad de delincuentes, empresarios, magistrados y políticos, Los cuellos blancos del Puerto. El pueblo votó vía referendo a favor de la disolución del Consejo Nacional de la Magistratura y su reemplazo por una nueva institución, la Junta Nacional de Justicia.

Después de una primera versión del examen de conocimientos que fracasó, la Comisión Especial organizó una nueva versión, ya no orientada al conocimiento memorístico de leyes, sino al estudio de casos judiciales. De los casi cien candidatos que ayer dieron el examen en las instalaciones de la UNI, 29 han sido aprobados y podrán continuar con las siguientes fases de la selección: la prueba de confianza, el análisis curricular y la entrevista. Este proceso debe conducir a que los siete miembros titulares y los siete suplentes presten juramento el próximo 6 de enero y desde ese día cumplan con una tarea que no ha podido ser ejercida a lo largo de un año: evaluar a jueces y fiscales, ratificar a los probos y apartar a los corruptos. Para comprender la urgencia de la tarea, basta saber que tres de los cinco Fiscales Supremos (incluido Pedro Chávarry) siguen orientando investigaciones criminales, pese a que ellos mismos están siendo investigados por su propia institución. Y, a falta de Junta Nacional, nadie puede sancionarlos

Elecciones parlamentarias

Respecto a las elecciones congresales, varios partidos organizaron ayer comicios internos y en cuatro casos éstos fueron supervisados por la ONPE: Acción Popular, Somos Perú, Podemos Perú y Contigo. También el APRA, Fuerza Popular, el Partido Morado y el PPC realizaron sus propias elecciones internas. Desde ya sabemos que Francisco Sagasti encabezará la lista del Partido Morado en Lima, Marta Chávez la de Fuerza Popular, Daniel Urresti lo hará en Podemos, Mauricio Mulder en el APRA y Susel Paredes en Somos Perú. La jornada de ayer también evidenció la crisis en Fuerza Popular, tal como lo muestra la renuncia del ex-congresista Carlos Tubino, quien hasta julio pasado fuera vocero de la bancada fujimorista.

El 18 de este mes concluye el plazo para inscribir las listas y ese día comienza el de las tachas que deberán ser absueltas en dos instancias por el Jurado Electoral. Desde ya se prevé que habrán tachas a los congresistas que como Mulder pretendan ir a la reelección. Sin dar razones convincentes, el Jurado Nacional de Elecciones no ha querido aclarar si la no reelección aprobada por referendo y promulgada en enero pasado, se aplicará o no en las próximas elecciones. Solo lo hará después de que las tachas hayan sido vistas en primera instancia, lo que significa que, de la misma manera que el 2016, los electores no sabremos por quién podremos votar hasta pocas semanas antes de la jornada electoral.

Las cosas como son


¿Qué opinas?