NIUSGEEK tuvo a prueba los N700 NC M2 de AKG | Fuente: RPP

Los viajes largos en tecnología son frecuentes, y las horas de espera para llegar a destino se hacen más largas si no contamos con un buen par de audífonos que puedan soportar el trajín de estar funcionando durante mucho tiempo. Tras haber roto unos audífonos en un vuelo de 16 horas, decidí invertir en unos cascos más caros con cancelación de ruido, y desde ahí me he vuelto adicto a su presencia en estos equipos. He tenido a prueba estos N700 NC m2 de AKG, submarca de Samsung, y esta es mi experiencia de uso.

Vamos con las especificaciones del equipo:

Así se ve el pack de audífonos, que cuenta con cable USB-C y adaptador de avión para el cable de audio | Fuente: RPP

Diseño ideal para trayectos largos

Los N700 son plegables y se acomodan muy bien en el equipaje de mano | Fuente: RPP

Hablamos de cascos plegables, y eso ya es un plus. Hoy es vital que los audífonos de “vincha” tengan la capacidad de ocupar menos espacio en la maleta de mano y acompañarnos rápidamente en controles de seguridad.

Este equipo, construido en partes de metal y plástico, pesa 277 gramos, un poco más del “sweet spot” en 250 gramos. No es tan grave en temas de comodidad, pues el equipo se siente ligero cuando lo usamos por largo tiempo. Sin embargo, esos 30 gramos de más respecto al QC35II de Bose o los XM3 de Sony sí se sienten, sobre todo en la parte superior del headset.

Los N700 originales tenían algunas fallas en el acabado de la almohadilla superior y comenzaba a despegarse tras un tiempo de uso, pero esta versión tiene un mejor acabado. Se siente realmente premium a la mano, y la extensión de la vincha funciona sin trabas.

Las extensiones del headset funcionan muy bien y son realmente suaves | Fuente: RPP

En cada bocina hay detalles. Al lado izquierdo contamos con el ingreso para audífonos – ojo que es 2.5mm y no el estándar de 3.5, así que cuídalo bien -, los botones para subir y bajar el volumen, además del “play/pause/contestar”.

En la bocina derecha tenemos el switch para encendido y emparejamiento, el botón “Smart” configurable y el puerto USB-C. Ambas partes cuentan con micrófonos incorporados, y cada sección es cubierta con un material “tipo cuero” e integra “memory foam” para adaptarse a nuestro oído sin problemas. Ojo que no llega a cubrir toda la oreja, lo que afecta la experiencia integral.

En líneas generales, estamos ante un equipo que se siente premium en cada parte, y son muy cómodos para jornadas largas de trabajo o viaje.

Como detalle adicional, en la caja viene un case para llevar el equipo y se incluye un adaptador para los conectores dobles de avión y el cable para smartphones.

Sonido versus cancelación, el dilema de los N700 M2

Es un equipo ligero para jornadas largas | Fuente: RPP

AKG es una marca europea con amplia tradición en la construcción de periféricos de audio, y son un referente en la industria del sonido profesional. En este caso, Samsung añade el rótulo “Tuned by AKG” para darnos una idea de la calidad de audio en el equipo. Y esta no se discute.

Los tonos medios tienen una enorme presencia, al punto que decidí bajarlos un poco en la ecualización. Los tonos graves son firmes, sin mucho rebote, y la división estéreo se disfruta. En el caso de las frecuencias agudas se quiebran ligeramente a volumen alto, pero balancean el brillo sin problemas entre el 85 y 90% de ganancia.

Mi referencia para esto es “Freak on a leash” de Korn que cuenta con distintas frecuencias en la mezcla. En este caso, la profundidad de los graves es ligeramente cubierta con las baterías en el coro, pero recupera independencia cuando la base rítmica se mezcla con la guitarra antes de la distorsión. Durante toda la canción, la dinámica de la canción era clara, y cada arreglo podía ser apreciado a distancia de los otros. Suele pasar que, en este género, los audífonos suelen “pegar” los instrumentos y no hay distancias claras en la mezcla. Aquí si se notó.

El "memory foam" permite que el cojín no pierda la forma | Fuente: RPP

El sonido escapa un poco pues la bocina no cubre al 100% la oreja del usuario, y la cancelación de ruido sufre un poco ahí. En ese caso, la reducción de ruido ambiental no es la más eficiente, si comparamos el rendimiento de este equipo contra los referentes: el QC35II de Bose y el XM3 de Sony. Esta fuga puede provocar que la persona de al lado pueda escuchar un poco.

Durante mi viaje a NYC para el evento de Google, tuve la Galaxy Tab S6 con series de Netflix y estos cascos. El sonido del motor del avión se filtraba por muy poco, y en trayectos largos esto hace la diferencia. Ojo que hablo de algo no tan grave, pero que puede ser un factor decisivo de compra entre este modelo y otras marcas.

Eso sí, en casa estos audífonos eran la gloria. Sin elementos fuertes alrededor, la calidad de estos N700 es tremenda con cualquier equipo: lo probé en Tablets, mi Acer Nitro 5, 3 smartphones y mi televisor. En todas estas opciones, la entrega de audio es fenomenal. El sonido es claro y firme, sin artilugios ni arreglos en post. Bose y Sony deberían sudar frío contra estos AKG.

Más allá del sonido: mi experiencia de uso

El app de AKG está disponible en iOS y Android | Fuente: RPP

No todo es sonido, y este equipo me lo recuerda constantemente. En esta parte voy a definir algunos temas de mi experiencia de uso con los N700 como parte del uso diario:

Aplicación austera y suficiente. Este equipo cuenta con una app de AKG – descarga aquí – que permite, además de la actualización del firmware y la energía restante, la configuración de dos elementos claves: la ecualización y el sonido ambiental. En el caso del primero, pues no hay mayor misterio que el ajuste de frecuencias optimizando la experiencia. Lo segundo fue lo que más disfruté: el “Ambient Aware” y el “TalkThru”, el sistema de interacción externa.

Con “Ambient Aware”, el equipo activa los micrófonos y reduce el volumen de la multimedia para escuchar el entorno. Esto es ideal para oficinas o mientras caminas por la calle y no quieres perder referencia sonora del entorno. La música está ahí, pero las voces también.

En el borde interno de las bocinas se alojan los botones de interacción con los N700 M2 | Fuente: RPP

Con “Talk Thru”, la herramienta prescinde de la música y nos permite interactuar con personas a solo toque del botón de la bocina derecha, bajo la palanca de encendido. En el caso de los vuelos, preferí el “Talk Thru”, mientras que para oficina dejaba la opción “Ambient Aware” encendida.

Modo automático de apagado. Como opción, es necesaria. Este detalle te permite apagar los audífonos si en 10 minutos no detecta una fuente de audio. Es ideal para personas olvidadizas como yo, que dejamos encendidos los cascos por días. Sin embargo, durante vuelos largos, desactivo esta opción porque me gusta usar la cancelación de ruido sin poner música.

Larga vida, en serio. Casi nunca exprimo la batería de los audífonos, a pesar de tener vuelos de 12 horas. Suelo cargarlos en los hoteles antes de viajar de regreso, básicamente por precaución. En este caso, hay dos cosas que me gustaron. La primera es que cargan bastante rápido. En poco más de una hora, ya tenía el 100% de carga, y eso para audífonos es fenomenal. Lo otro es que cuentan con cable USB-C y no tengo que buscar un micro USB entre mi arsenal.

Con esta autonomía no me preocupaba de llevar el cable de audio conmigo, pero cuento con un cable “2.5mm a USB-C” en casos de emergencia, ya que los teléfonos de hoy eliminan el conector para audífonos.

Los botones son difíciles de alcanzar a la primera toma de contacto | Fuente: RPP

Detesto la configuración de los botones. Se tenía que decir y se dijo. A quien haya configurado el sistema de botones de la bocina izquierda, deberían explicarle que el sentido común prima en temas de UI. Si bien el equipo no cuenta con botones para adelantar o retroceder, se incluyen por toque en los de volumen. El problema es la implementación.

Si yo quiero subir el volumen, dejo apretado el botón de volumen. Si quiero cambiar el track, doy un doble clic. Aquí está al revés, y lo peor es que debo esperar como 3 segundos a que cambie el track cuando dejo apretado el botón. Esta opción no es configurable, y debería venir en el software del teléfono. Es evidente que requiero más velocidad en el cambio de track que en el incremento de volumen, y por eso prefiero priorizar los dos toques para el cambio, y no el volumen. Tarea para Samsung.

Por otro lado, los botones están muy cerca y el central a veces se pierde entre los de volumen. Incluso, al estar tan pegados a la bisagra, es difícil de encontrar a la primera con la mano pegada a la pared externa de la bocina. Fata ajustar un poco las distancias en ese tema.

El botón de "play/pause" funciona para llamar al asistente | Fuente: RPP

Hola asistencia. Un doble toque al “Play/Pausa” te trae al asistente que uses. En mi caso, al usar el Pixel 3A XL, tenía a Google Assistant siempre a la mano.

¿Valen la pena?

Creo que, como promesa de buen audio y eficiente uso de la energía, valen la pena. En el rango de precios podrían tener algunos problemas, pues hablamos de 1,199 soles en el mercado local, y la competencia está muy cerca de esa categoría.

El precio de salida del equipo es de 1,199 soles | Fuente: RPP

Es en la diferenciación en donde este equipo podría tener problemas para destacar. Los QC35II no tienen las opciones “Ambient” de este N700 M2, pero su cancelación de ruido es un mejor. Los XM3 de Sony son tremendos en presencia de medios y funciones táctiles, pero son más caros. Va a depender del momento en que los encuentres, pero son una buena compra, pese a todo.

Es aquí en donde la reseña no puede ir más allá en temas de recomendación, pues el mercado cambia y las sugerencias quedan en segundo plano cuando entra un precio atractivo. Si en tus necesidades figuran los audífonos de este tipo, pon este N700 entre los finalistas. Da la talla sin miedo.

* Equipo cedido a préstamo por Samsung Perú

¿Qué opinas?