Apple (Oficial)

El gigante tecnológico Apple respondió con su primer reparto de dividendo desde 1995 y un masivo programa de recompra de acciones a las demandas de los inversores de Wall Street, que pedían desde hacía meses que distribuyera parte de los casi 100.000 millones de dólares en efectivo de los que dispone.

"Hemos utilizado parte de nuestro efectivo para hacer grandes inversiones en nuestro negocio", dijo en un comunicado el consejero delegado de la firma, Tim Cook, quien añadió que incluso después de esas inversiones, Apple puede "mantener unos fondos reservados para oportunidades estratégicas".

Por ello, el gigante de Silicon Valley ha decidido ceder a las voces cada vez más fuertes que pedían desde Wall Street que la firma compartiera una parte de la inmensa cantidad de efectivo que ha amasado en los últimos años, que en julio pasado llegó a ser superior incluso que el que dispone el Gobierno de EE.UU.

Tras 17 años de reticencias por parte de la firma y en concreto de su fallecido cofundador, Steve Jobs, Apple volverá a repartir un dividendo trimestral entre sus accionistas, en este caso de 2,65 dólares por acción, que comenzará a distribuir a partir de su cuarto trimestre fiscal de 2012, que comienza en julio próximo.

Además, el creador del iPad ha aprobado un plan de recompra de acciones de 10.000 millones de dólares que iniciará en su próximo ejercicio fiscal y que se prolongará durante tres años, por lo que la firma está utilizando unos 45.000 de los 97.600 millones de dólares en saldo en efectivo y en valores negociables de los que dispone.

"Hemos estado clamando desde agosto de 2010 por que Apple devolviera efectivo a sus accionistas, cuando le escribimos una carta abierta al consejo de administración", recordó hoy en una nota a sus clientes el analista de Bernstein Toni Sacconaghi, quien se mostró "complacido" con la noticia.

Sin embargo, el experto dijo estar "decepcionado" por el tamaño del dividendo anunciado por Apple, que supone un rendimiento del 1,8 %, una cifra similar a la que reparte la tecnológica Hewlett-Packard y por debajo del 2 % que reparte Microsoft o el 3 % de Intel.

"Para una compañía que se enorgullece de pensar diferente, el anuncio de Apple refleja un programa de devolución de efectivo bastante descafeinado", concluyó Sacconaghi.

En cualquier caso, la gran mayoría de los analistas financieros de Wall Street han mantenido o elevado sus recomendaciones de compra sobre las acciones de la tecnológica e incluso han revisado al alza el precio al que creen que llegarán a intercambiarse los títulos de la firma.

EFE