Birmania
Los militares prometen un año de estado de emergencia para convocar "elecciones justas". | Fuente: AFP | Fotógrafo: LILLIAN SUWANRUMPHA

El país asiático de Birmania (también llamado Myanmar) está pasando por una grave situación política. Este lunes, el ejército dio un golpe de Estado en el país tras acusar que el gobierno civil de Aung San Suu Kyi (del partido Liga Nacional para la Democracia) había hecho fraude en las elecciones generales de noviembre. Los militares, poderosos en el país, tomaron el control del gobierno y le entregaron la representación al jefe Min Aung Hlaing.

Bajo este contexto, se vivió otro caos, pero en internet: no había conectividad en el país durante el inicio de la crisis.

Para el día lunes a las 8 de la mañana -hora local-, el acceso a Internet había caído al 50% de los niveles normales, cuando la gente se despertaba y comenzaba el día con la noticia de la toma de posesión militar.

"El ejército cortó los medios de comunicación estatales, la televisión y las radios, la línea telefónica local y el internet quedando inutilizados en todo el país", tuiteó el periodista birmano de Reuters Wa Lone.

Con sede en la Universidad de Monash en Australia, el Observatorio IP, que rastrea la conectividad a Internet en todo el mundo, descubrió que algunas regiones estaban gravemente afectadas. Regiones como Magway estaban desconectadas al 100% de internet, mientras que la ciudad más grande, Rangún, estaba a un 50%.

Pero, ¿por qué?

Según cuenta BBC, el gobierno birmano ha restringido Internet antes, especialmente en áreas de los estados de Rakhine y Chin, donde el ejército está luchando contra grupos locales. Cientos de miles han sido desplazados por los conflictos.

El gobierno utiliza el artículo 77 de la Ley de Telecomunicaciones de Myanmar, aprobada en 2013, para cortar las telecomunicaciones durante una emergencia nacional.

Para ello, ordena a los proveedores de servicios de internet que limiten el acceso, ya sea a ciertas páginas a todo el ciberespacio. También “estrangulan” el acceso, limitando el ancho de banda.

Aunque las compañía pueden impugnar el pedido, su voluntad se ve limitada ante las presiones del gobierno y las múltiples sanciones que pueden afrontar ante la desobediencia. 

El ejército birmano acabó con diez años de transición democrática al no estar de acuerdo con los resultados de las elecciones, en las que también participaron

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.