Bioimpresión 3D
Así luce el filete creado por esta técnica. | Fuente: Aleph Farms

La empresa Aleph Farms y el Instituto Tecnológico de Israel afirman haber cultivado el primer bistec de carne a partir de células de vaca.

Esta carne busca ser la primera pieza “libre de sacrificios” y está realizada por “tecnología de bioimpresión tridimensional y componentes naturales de la carne”, imprimiendo células del animal en 3D.

“Ahora tenemos la capacidad de producir cualquier tipo de bistec y planeamos expandir nuestra cartera de productos cárnicos de calidad”, afirman las empresas israelíes.

La bioimpresión 3D brinda celulares vivas reales que se incuban para crecer, adquiriendo la textura y las cualidades de un filete real sin ingeniería genética.

La pieza presentada en esta oportunidad es un bife de chuletón cultivado. Incorpora músculo y grasa similar al corte real de una vaca, además que cuenta con los mismos atributos proteínicos.

“Mientras miramos hacia el futuro de la bioimpresión 3D, las oportunidades son infinitas”, señala el profesor de Technion Shulamit Levenberg, cofundador de Aleph Farms y asesor científico principal.

Un paso más allá de su primer producto

En el 2018, la compañía cultivó un filete con otra técnica, aunque terminó resultando en un producto scon el mismo grosor.

La empresa trabaja en una planta piloto de producción para el lanzamiento de su primer producto cárnico comercial en el año 2022, y parece ser que está centrando su atención en Singapur, el único país del mundo que permite la venta de carne de cultivo celular.

Por el momento, es mucho más caro producir carne cultivada en laboratorio que productos de origen vegetal.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.