Youtube/NoroCORE

Científicos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte han construido la “Máquina de Vómito” con la finalidad de investigar la propagación del virus del Norovirus a través del aire.

Este virus es conocido por provocar la gastroenteritis (inflamación de la membrana interna del intestino) que provoca nauseas, diarreas, dolor estómacal y vómitos. El contagio se produce por el tacto de persona a persona y a través de comidas y bebidas.

Sin embargo, los investigadores han detectado que el virus también se puede propagar a través del aire. Mediante un estudio realizado con esta máquina, han utilizado pudin de vainilla contaminado con MS2 (un patógeno similar al Norovirus), y los resultados han demostrado que al menos 36 partículas de este virus se encontrarían en el aire después de sufrir un vómito por Norovirus, hasta un doble de la cantidad necesaria para causar el contagio a otro ser humano.

Esta máquina, que ha sido utilizada a lo largo de dos años y consiste en una bomba de mano con presurización similar a la del estómago, dentro de una cámara de vómito, explicó Gracia Tung Thompson, estudiante del laboratorio Jaykus en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.