captura de pantalla/YouTube (QinetiQNA)

De un tiempo a esta parte existe una nueva generación de robots portátiles para la milicia americana, denominados  “robots de bolsillo” o “Pocketbots", que pueden caber fácilmente en una mochila de infantería.

Estos robots de pequeñas dimensiones pueden ser lanzados por el aire y entrar en edificios o refugios para inspeccionar los interiores y así evitar poner en riesgo en peligro la vida de los soldados al ingresar a zonas desconocidas.

El robot portátil Dragon Runner 10 es uno de ellos, tiene 15 pulgadas de longitud y 7 kilos de peso. Es un todoterreno, capaz de llevar explosivos de hasta 4 kilos, suficientes para hacer volar a todo un pelotón.

El Dragon Runner 10 cuenta con una extensión, (parecida a un brazo) que le permite hacer maniobras complejas y que se encuentra siempre listo a proteger los intereses de las naciones.