Wikimedia

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Duke señala que el cerebro de los ratones tiene ciertas características similares al cerebro de los humanos y de pájaros que cantan, lo cual indicaría que estos animales pueden desarrollar capacidades para el canto e incluso cuentan con la posibilidad de cambiar de tonos.

Para su investigación los expertos utilizaron por primera vez marcadores genéticos que iluminaban las neuronas en la corteza cerebral de los ratones mientras cantaban: cuando estas neuronas eran dañadas, los animalillos desafinaban y no eran capaces de repetir sus canciones regularmente, lo que también sucedió cuando se volvieron sordos.

Además, encontraron que los rasgos cerebrales responsables de la vocalización de los ratones son muy similares a los de los humanos.

"Nuestros resultados demuestran que los ratones tiene cinco características que los científicos asocian con un aprendizaje vocal, en ratones no existen a niveles tan avanzados como en los humanos o las aves, pero no están tan ausentes como se creía", sostuvo el investigador Erich Jarvis.

Este descubrimiento podría ayudar en investigaciones del autismo y otras condiciones caracterizadas por problemas de comunicación.