El poder silencioso del "Big Data" delata incluso a los defraudadores

Según cifras del estudio avanzadas, aún provisionales, las personas que pasan a engrosar las listas del desempleo reducen automáticamente su movilidad.
EFE

El poder del análisis y explotación de los datos masivos que airean los dispositivos móviles, el "Big Data", delata casi todo en la vida: incluso al defraudador que cobra prestaciones de desempleo ocultando que tiene trabajo.

"Los datos están ahí, en manos de las operadoras, en las redes sociales, en todas partes, y están desvelando desde el silencio muchas más cosas de las que uno cree", dijo en entrevista Jameson Toole, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y uno de sus mayores expertos en "Big Data".

Este físico, vinculado anteriormente al Instituto Santa Fe (SFI) y al prestigioso Google X (el equipo de ingeniería que trabaja en proyectos tecnológicos tan innovadores como las Google Glass), participó esta semana en las jornadas "Big Data, Good Data", celebradas en la Escuela Técnica Superior de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Toole, quien además es matemático y economista, está inmerso actualmente en un novedoso estudio sobre los efectos sociales del desempleo medidos a partir de rastros digitales y cuyas conclusiones serán publicadas en breve.

Según cifras del estudio avanzadas, aún provisionales, las personas que pasan a engrosar las listas del desempleo reducen automáticamente su movilidad; además, si se deciden a emprender un viaje el recorrido geográfico suele ser bastante inferior al habitual.

Esta particularidad ha sido medida gracias a las señales de las distintas torres de telecomunicación que captan las llamadas de los móviles en las distintas celdas o regiones por donde se va hablando con el teléfono para mandarlas a la central de telefonía, explicó el experto.

Otro de los efectos de cambio de comportamiento en parados que ha desvelado este estudio, realizado con llamadas de personas que trabajaban en una pequeña ciudad europea, cuya fábrica cerró y causó 1.100 despidos es que, lamentablemente, tienden a estrechar sus círculos de amigos y contactos, para relacionarse mucho menos.

El análisis de datos de llamadas de teléfono son más fiables en este tipo de estudios que los obtenidos en redes sociales y encuestas porque no permiten mentiras, según dijo, y además son gratis, en el sentido de que ya están ahí, en manos de las operadoras.

En su opinión, el conocimiento por parte de las autoridades de este tipo de conclusiones mejorará la gestión de servicios públicos, y permitirá medidas urbanas más acertadas y menos costosas, según el experto.

Es "urgente" hacer más habitables las ciudades, teniendo en cuenta el éxodo masivo de población rural que se espera que acuda a ellas en próximos años; en su opinión, el Big Data tendrá un papel trascendental en ello. EFE