FILES-US-INTERNET-TWITTER-MUSK
Elon Musk no pudo impedir que tuits sobre la posible salida de Tesla de la Bolsa sean observados por la justicia | Fuente: AFP | Fotógrafo: JIM WATSON

El nuevo dueño de Twitter, Elon Musk, aún deberá someter sus tuits sobre su empresa de autos eléctricos Tesla a una aprobación previa, luego que un juez rechazó el miércoles un recurso con el que buscaba liberarse de esa supervisión. Musk presentó en marzo un recurso para anular las restricciones impuestas por la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) a raíz de un tuit de 2018, en el que dijo que había adquirido financiación para sacar a Tesla a la bolsa, pero no aportó pruebas ni presentó documentos ante el ente regulador bursátil estadounidense.

El tuit, que hizo que los precios de las acciones se elevaran salvajemente, fue considerado como "falso y engañoso" y los accionistas acusaron a Tesla de fraude de valores.

La SEC también acusó a Musk de fraude y le ordenó que renunciara a la presidencia del consejo de administración de Tesla, que pagara una multa de 20 millones de dólares y que, tras otro tuit a principios de 2019, le exigiera que todos sus tuits relacionados directamente con los negocios de la empresa fueran aprobados previamente por un abogado competente.

Musk dijo que se vio obligado a aceptar el acuerdo y negó haberles mentido a los accionistas.

Sin embargo, "la afirmación de Musk de que fue víctima de una coacción económica es totalmente poco convincente", escribió el juez Lewis Liman en su fallo.

El juez dijo que el argumento de Musk de que la SEC ha utilizado el acuerdo "para acosarlo" e investigar sus mensajes "no tiene mérito" y es "particularmente irónico", ya que los derechos de libertad de expresión no le permiten hacer declaraciones "consideradas fraudulentas" o que violen las leyes de valores.