Luces inteligentes
Las luces inteligentes de la Escuela Regional Minnechaug de Massachusetts están encendidas desde agosto de 2021. | Fuente: NBC

La Escuela Regional Minnechaug, ubicada en Hampden-Wilbraham, Massachusetts, decidió cambiar toda la iluminación de su edificio en 2021 para instalar luces inteligentes con el objetivo de ahorrar más energía y reducir costos. No obstante, si bien el centro educativo cambió todas las bombillas por 7 mil de sus variantes “smart”, lleva sin poder apagarlas desde mediados del año en que decidió implementarlas.

Según lo que menciona la cadena NBC, las 7 mil luces de la escuela llevan encendidas todo el tiempo desde agosto de 2021, fecha en las que fueron instaladas. “Somos muy conscientes de que esto está costando a los contribuyentes una cantidad muy significativa de dinero. Estamos haciendo todo lo posible por solucionar el problema”, mencionó Aaron Osbourne, superintendente asistente de finanzas en la institución.

Un problema causado por la alta tecnología

Si bien este cambio de iluminación fue realizado con la intención de ahorrar energía y dinero, la factura de luz de la escuela lleva más de 17 meses registrando cuantiosas cifras y esto no lo paga la administración de la institución educativa, sino la administración pública. ¿Cuál es el motivo por el que los encargados de este edificio no pueden apagar las luces? El motivo es que, contrario a las luces convencionales, no existe un interruptor para este sistema de iluminación.

Cuando el centro educativo decidió instalar el nuevo alumbrado, eligió unas versiones tan de avanzada que no cuentan con interruptores físicos en las paredes del edificio. El sistema se controla mediante un software centralizado de un solo servidor y, en agosto de 2021, un fallo extraño de este programa provocó que las luces dejaran de apagarse cuando debían hacerlo.

El fin de la pesadilla está cerca

Una de las posibles soluciones a este problema sería, por supuesto, llamar a la compañía que instaló el alumbrado y pedir que apaguen todas las luces. Por desgracia, la empresa 5th Light cerró y cambió de dueños constantemente desde aquella fecha. Actualmente, ésta lleva el nombre de Reflex Lighting Group y nadie que trabaje en ella tiene la menor idea de cómo utilizar el sistema o cómo acceder a él.

La única forma de solucionar este fallo sería desconectar el servidor y reemplazarlo por uno nuevo. Pero, debido a que este sistema también alimenta otros dispositivos como pizarras electrónicas, proyectores y más, existe la posibilidad de que todos estos equipos no funcionen al restablecerse la conexión. La escuela presentó un procedimiento para lograrlo, pero no logró concretarse debido a la pandemia del COVID-19 y la crisis de semiconductores.

A día de hoy, la escuela ha desconectado los fusibles de los sistemas innecesarios y los maestros han recibido instrucciones de desenroscar las bombillas de las aulas para tratar de amenizar el problema en la medida de lo posible. No obstante, muchos de los puntos de luz son LED instalados de una forma que hace que sea imposible acceder a ellos.

Paul Mustone, actual presidente de Reflex Lighting Group, señala que el problema se solucionará definitivamente en febrero de 2023 mediante la instalación de un nuevo sistema que cuenta con interruptores que permitirán apagarlo manualmente en caso de que algo falle de nuevo.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.