MorgueFile

Un reciente estudio elaborado por la Universidad de Edimburgo y la Universidad de Aberdeen (Reino Unido) asegura que la obesidad durante el embarazo tiene graves consecuencias para la madre a lo largo de su vida ya que aumentan tanto las probabilidades de muerte prematura como de padecer una enfermedad cardiovascular más adelante.

La investigación, presentado en el marco del Congreso Europeo de Cardiología que se celebra en L"Hospitalet (Barcelona), se basó en el seguimiento a casi 19.000 madres durante 50 años.

Durante ese período se observó que las mujeres embarazadas que eran obesas tenían un 35 por ciento más de probabilidades de fallecer al momento del parto que aquellas que mantenían  un peso normal.

“Los investigadores también han visto una relación directa entre la presencia de sobrepeso u obesidad y la enfermedad cardiovascular. Así, y según sus datos, las madres con sobrepeso tienen un 12% más de probabilidades de padecer un evento cardiovascular mientras que las obesas el riesgo es del 37%”, explica Fina Mauri, del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol.

Mauri ha destacado que "prevenir la obesidad y el sobrepeso es importante a lo largo de toda la vida de la mujer, pero en el momento del embarazo lo es todavía más, porque el cuerpo soporta una importante sobrecarga y porque, además, parte del sobrepeso ganado lo seguirán manteniendo a lo largo de su vida".

La especialista ha dicho que "el embarazo es un buen momento para adquirir buenos hábitos de vida, que se deben mantener posteriormente y transmitir a los hijos".