Investigadores mexicanos presentaron una colección de más de 46.000 ejemplares de mamíferos conservados en diversos modos, muchos de ellos extintos, con la intención de dar a conocer el inventario y la difusión del conocimiento éstos en los próximos años.

La Colección Nacional de Mamíferos es la más grande y antigua de México y América Latina y "continúa en crecimiento, porque aún hay lugares de la República que no han sido explorados", explicó en un comunicado su curador, Fernando Cervantes Reza.

Este muestrario posee además ejemplares de Europa, indicó.

El Instituto de Biología (IB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es el responsable de resguardar esta colección que fue fundada en 1947, detalló Cervantes.

Precisó que ahí están representadas el 90 por ciento de las especies de mamíferos del país conocidas hasta hoy, cuenta con especímenes conservados de distinta manera, como piel (desde un ratón hasta un jaguar), o esqueleto (éste, más la piel), un cráneo, la piel y el cráneo, la piel y el esqueleto junto con el cráneo.

Comentó que la colección cuenta además con anexos de tejidos congelados, con 3.500 muestras de mamíferos de todo el país, así como báculos (hueso que se encuentra en el pene de la mayoría de los mamíferos, más precisamente en insectívoros, roedores, carnívoros y primates) y huellas en moldes de yeso.

"Hay especies desaparecidas en estado silvestre, o que sobreviven en cautiverio; en este muestrario están representados en forma de piel, cráneo, esqueleto o tejidos congelados, como el lobo mexicano, del que sólo hay unos pocos en zoológicos o en alguna área natural, o la vaquita marina, también en peligro de desaparición", detalló.

"Se trata del acervo más importante porque tiene el mayor número de ejemplares que cualquier otro; además, cuenta con una diversidad muy amplia de grupos taxonómicos: roedores, carnívoros, venados y mamíferos marinos, entre otros", añadió.

Según el curador esta muestra, reúne los estándares internacionales de curación; es decir, los mecanismos para hacer acopio, traslado, la forma en que se tratan, rotulan, organizan, preservan, identifican, guardan y protegen contra polvo, agua e insectos para su funcionamiento, y cómo se proporciona la información a los usuarios.

EFE