La sonda espacial Mars Odyssey de la NASA realizará un sondeo de la superficie del planeta Marte el próximo lunes 18 de enero para ver si encuentra 'con vida' al robot Phoenix, que cesó sus comunicaciones con la Tierra en noviembre del 2008.

Los investigadores intentarán 'escuchar' alguna transmisión de la Phoenix, aunque no esperan que esto realmente suceda, ya que el hardware de la nave no fue diseñado para sobrevivir temperaturas extremas, informa la BBC de Londres.

La sonda Odyssey sobrevolará las inmediaciones donde se perdió el Phoenix durante tres días consecutivos. De conseguir un contacto, se buscará recuperar la transmisión con la Tierra.

"No esperamos que Phoenix haya sobrevivido, y por tanto no creemos que vayamos a escucharla. No obstante, si está transmitiendo, Odyssey la escuchará", señaló el jefe de telecomunicaciones del programa de exploración marciana del JPL de la NASA, Chad Edwards.

Las últimas noticias que se disponen de Phoenix proceden de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter, que fotografió en dos ocasiones, a la nave completamente congelada.