Páginas web del Gobierno peruano sufren ataques tras amenaza de Anonymous

Los portales de diferentes instituciones del Estado peruano, como el Congreso, la ONPE, el MEF, entre otros estuvieron bloqueadas, poco después del anuncio del colectivo Anonymous.

A pocos días de anunciarse la "Operación Andes Libres" por parte de Anonymous a través de videos, varios portales del Gobierno Peruano fueron inaccesibles para los usuarios.

Las páginas web de Congreso (www.congreso.gob.pe) y de la Oficina de Procesos Electores (www.onpe.gob.pe) estuvieron bloqueadas, aunque al poco tiempo volvieron a estar en línea. Otras páginas como la del Ministerio de Economía y Finanzas (www.mef.gob.pe) y de la Oficina Nacional de Gobierno Electrónico e Informática (www.ongei.gob.pe), así como del Instituto Peruano de Deportes (www.ipd.gob.pe) también fueron víctimas de un presunto ataque cibernético.

Los activistas responsables de una serie de ciberataques a escala mundial incluso contra gobiernos y grandes compañías, también han lanzado la amenaza a través de su página de Facebook, de hackear al site de la Sunat.

Los hackers ocultos tras la máscara del personaje de “V de Vendetta” indicaron en sus videos que los gobernantes conocen muy bien, que Internet es un arma muy poderosa para acceder al conocimiento libre y global, y por lo mismo han iniciado “una campaña tenaz para impedirnos nuestra recién adquirida libertad”.

En la semana, Anonymous emitió un comunicado en donde alerta que los gobiernos de Perú y Chile vulneran los derechos de los pueblos “vigilando todas sus comunicaciones en los blogs, Facebook y Twitter”.
 
En tal sentido, anunciaron el lanzamiento de “Operation Andes Libre”, operación que consistiría en atacar los portales de ambos gobiernos.

El viernes se informó que Anonymous concretó el ataque anunciado en contra del Gobierno chileno, al inhabilitar el sitio de la Subsecretaría de Telecomunicaciones de ese país, entidad encargada de seguir a los usuarios que opinan sobre el presidente Sebastián Piñera en las redes.

Previamente, la organización de piratas informáticos clandestinos LulzSec empezó la denominada operación Antisec con participación de Anonymous. Según indicaron, atentarán contra los gobiernos que consideren arremetan contra la libertad de expresión a través de Internet. El primer blanco fueron las páginas webs del gobierno de Brasil con una serie de ataques de tipo DDOS (denegación de servicio).