EFE

Luego que se encontró el fósil de un antiguo Archaeopteryx en 1861, los científicos llegaron a la conclusión que las aves ancestrales alguna vez tuvieron dientes, pese a que los pájaros actuales los hayan perdido. Este hecho lleva a preguntarse cómo dejaron de tenerlo.

Según una investigación que fue publicada por la revista Science, sugiere que los ancestros que tienen en común todos los pájaros de hoy en día perdieron la capacidad de producir dientes, y la respuesta exacta para saber cómo ocurrió puede conocerse gracias a los genes de los pájaros actuales.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores examinaron los genomas de 48 especies vivas de pájaros, y estudiaron de una forma más específica seis genes asociados con la formación de los dientes.  Se llegó a conocer que todas las especies de pájaros comparten ciertas mutaciones genéticas que dejan inactivos a los genes implicados en la formación tanto del esmalte dental como de otra parte del diente llamada dentina, más blanda y asociada al color de los dientes.

Basándose en las mutaciones, los investigadores creyeron que un antecesor común de los pájaros perdió las capas del esmalte hace unos 116 millones de años. Y, más o menos al mismo tiempo, los picos de los pájaros entraron en juego.

"Pensamos que esta progresión desembocó en un pico completamente óseo que acabó reemplazando a los dientes y que puede haber contribuido a la diversificación de las especies de pájaros que viven hoy en día", explica en un comunicado el doctor Mark Springer, coautor del estudio y profesor de biología de la Universidad de California.