Apple

En medio del rechazo de algunos sectores de Europa ante la llegada de miles de refugiados sirios que huyen de la cruenta guerra civil de su país, un tuit del empresario tecnológico David Galbraith ha hecho reflexionar a todos.

Galbraith es cofundador de la compañía que creó Yelp y ayudó a la invención de la tecnología RSS. El empresario recordó el origen sirio de una de las personas que más admira, el fundador de Apple, Steve Jobs.

Jobs, quien murió en 2011, fue el hijo de un inmigrante sirio que llegó a Estados Unidos en la década de 1950.

Abdul Fattah Jandali, el padre de Jobs, vivió en Homs, Siria, ciudad que ha quedado devastada por ser el escenario de los peores enfrentamientos de la actual guerra civil.

Mediante su cuenta de Twitter, Galbraith ha señalado la herencia siria que comparte Steve Jobs. Pese a que la historia del creador del iPhone es distinta  a la del pequeño Aylan Kurdi, que murió ahogado en el mediterráneo, el empresario ha querido concientizar sobre el hecho de aceptar refugiados sirios en los países de Europa  y del mundo.

“Parecía que lo más valiosos en el mundo, un pequeño niño, había sido dejado por los olas como un objeto descartado y sin valor, cuando el niño de un padre de la misma nacionalidad creó la compañía más grande del mundo en cuanto tuvo la oportunidad. Y aquí estamos viendo un debate cáustico sobre detener a los inmigrantes”, dijo Galbraith al diario Chicago Tribune.