Las tiendas están abiertas al público, con excepción de Italia. | Fuente: Apple

Este viernes 13, Apple ha abierto una gran cantidad de tiendas en todo el mundo que estaban cerradas temporalmente por el brote del nuevo coronavirus (COVID-19). Sin embargo, ahora mantiene una regla fundamental para disminuir los riesgos del contagio.

De acuerdo con Business Insider, los empleados dejarán de ofrecer los productos a los clientes y solo lo harán si es que estos se lo piden expresamente. Es decir, podrás ver de lejos los iPhone o iPad de los establecimientos, pero a menos que realmente estés interesado en el equipo, no podrás tenerlo entre tus manos.

Sin embargo, ese no es el único paso.  Ahora los asientos están más separados entre sí y existe una desinfección seguida de cada uno de los dispositivos durante el día.

Solo en Italia, la medida de mantener cerradas las tiendas hasta nuevo aviso sigue en pie.

Por fortuna, el cambio de mentalidad también incluye que a los empleados se les ha otorgado la posibilidad de asistencia médica si cuentan con síntomas similares a los que provoca el coronavirus. Además, todos aquellos cuya labor profesional permita trabajar desde casa, tendrán permiso para hacerlo.  

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.