Enfrentamos a dos de los smartphones más potentes del año: el iPhone XS Max y el Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

La noche es el enemigo de las cámaras fotográficas en smartphones. La escasez de luz genera múltiples problemas a los pequeños lentes de un teléfono, como la poca posibilidad de enfocar, las escenas barridas y las imágenes aplastadas y sin profundidad. A través de la fotografía computacional, sin embargo, se busca mejorar este problema, y son varias las marcas que ya comienzan a experimentar con esos ajustes.

¿Fotografía computacional?

Es uno de los procesos que más tendencias está generando en la construcción de teléfonos y Tablets. Básicamente es la capacidad que los teléfonos tienen para procesar las imágenes y representar procesos ópticos, como el desenfoque o la larga exposición.

El proceso de fotografiado en diferentes condiciones lumínicas es parte de la fotografía computacional | Fuente: RPP

Por ejemplo, cuando tomas una foto en modo “Retrato”, el teléfono ajusta la profundidad de campo para resaltar el rostro y desenfocar el fondo. Otro proceso de fotografía computacional es la capacidad de quitar los colores de una foto y solo destacar un color. También el rango dinámico es mejorado en fotografía computacional, nivelando las luces y sombras para una exposición correcta.

Se aplica porque los componentes dentro de los lentes en los smartphones son limitados por espacio. En una cavidad tan pequeña, no podemos hablar de distancia focal o de apertura de diafragma desde ajuste físico, por lo que estos procesos deben ser virtualizados o desarrollados luego de capturar la fotografía. La ventaja de esto es que los procesos de edición son “no destructivos”, por lo que la fotografía original no sufre cambios ni modificaciones.

El "Modo retrato" en los smartphones es realizado por el procesador neural en los teléfonos | Fuente: RPP

Parte del aporte en este proceso computacional está en las fotos nocturnas. Hoy, son varios los equipos que apuestan por un sistema de “bracketing”, u horquillado de fotografías; en donde el smartphone captura diferentes imágenes con valores lumínicos distintos, para luego procesarlas y arrojar un resultado balanceado en luces, sombras y color.

Con el “bracketing”, junto a la estabilización electrónica y los procesadores neurales, el equipo es capaz de analizar la información recibida y emparejar las fotos, casi como cogiendo las mejores partes, para entregar un resultado sobresaliente en cualquier condición lumínica.

Ambos smartphones cuentan con sensores de gran apertura focal y teleobjetivo | Fuente: RPP

Hoy, el Mate 20 Pro y el iPhone XS Max cuentan con este tipo de tecnología, aunque cada uno tiene una aproximación distinta. Por un lado, el Mate 20 Pro cuenta con 3 lentes (gran angular de 8MP, telefoto de 20MP y principal de 40MP), pero que añaden fotografía computacional en todas sus combinaciones. Por otro lado, el iPhone XS Max cuenta con dos lentes (ambos de 12MP, pero uno es angular y el otro es telefoto), e integra este sistema de cosido de imágenes.

Para nuestras pruebas, usamos el jardín del Museo de Arte de Lima a las 10 de la noche. Es, sin lugar a duda, un ambiente con iluminación irregular: postes, letreros LED, ornamentos, autos. En ese escenario, pusimos a prueba a ambos lentes. Este es el resultado.

Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

En este caso, la foto del iPhone añade un poco más de intensidad a la toma, mientras que el Mate 20 Pro mantiene unos tonos más apagados.

Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

En este caso, las fotos representan de manera muy similar el color de las luces en la puerta, pero el iPhone sobreexpone un poco las luces en las hojas del árbol a la derecha. En el Mate 20 Pro, hay más detalle, pero el color es más pálido.

Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

Esta foto significa un reto interesante. En ambos casos, hay una sobreexposición en la parte central, en donde la luz destaca tras los acros. Sin embargo, el cielo es otro asunto. En el caso del iPhone, las fotos son un poco más suaves en las nubes y el detalle del suelo. Todo lo contrario con el Mate 20 Pro, que es un poco más agresivo en resaltar detalles y contrastar la toma.

Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

Aquí nos encontramos con un punto intenso de luz, que define mucho la parte de las hojas. Es evidente el trabajo en color del iPhone XS Max con su boost en los verdes y un emparejamiento de toda la escena. Sin embargo, el Mate 20 Pro juega un poco más con las texturas, añadiendo detalle a las sombras. Aquí, debo decir que la reproducción de colores es más fiel en el Mate 20 Pro, pero por muy poco.

Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

En esta foto, la textura es la clave. El suelo y las flores amarillas de la derecha tienen mejor presencia que en la foto del iPhone. Las hojas del árbol grande de la izquierda cuenta con más detalle, pero el tono en Huawei es ligeramente más azul, mientras que en el iPhone la toma es un poco más cálida.

Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

En este segundo grupo ocurre lo mismo. Tono azulado en el Mate 20 Pro, y menos detalle en el iPhone.

Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP
Este es el resultado del iPhone XS Max haciendo un pequeño ajuste. La parte de luz no se sobre expone tanto, y permite jugar con las lineas en el suelo. | Fuente: RPP

En este caso, podría llamar la atención la fotografía del Mate 20 Pro, por estar un poco más sobreexpuesta en medio de la penumbra, y permite ver mejor las líneas en el suelo. Sin embargo, la parte sobre expuesta es irrecuperable en editores de fotografía. En el caso del iPhone, aun tenemos margen para aclarar la foto en post. De hecho, su resultado es mejor.

Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

Aquí se mide el zoom, y qué tanto pierde el smartphone cuando se enfrenta a una condición lumínica adversa y emplea el lente secundario. Aquí tenemos un evidente resultado. El iPhone XS Max no tiene tanta profundidad en el zoom (2X) pero logra un ingreso de luz impresionante. En el caso del Mate 20 Pro tenemos más alcance (3X), pero el ingreso de luz no ayuda mucho.

Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto iPhone XS Max | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

En esta nueva ronda de distintas distancias focales, el iPhone ancla la luminosidad y sobre expone en ambos momentos la toma. No hay pérdida de calidad, pero el reflejo de luz sobre los lentes es más evidente. En el caso del Huawei Mate 20 Pro, añade un gran angular, y el resultado es mejor que el del teleobjetivo de 3X, que pierde el enfoque y sobreexpone.

 

BONUS TRACK: SELFIE

Foto iPhone XS Max | Fuente: rpp
Foto iPhone XS Max | Fuente: rpp
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP
Foto Huawei Mate 20 Pro | Fuente: RPP

En este punto, quiero destacar algo. Las fotos fueron tomadas en el mismo punto, ángulo y momento. No hubo diferencia, manipulación o retoma. En el primer caso, usé la luz que provenía de una fuente directa: un poste de luz. En el segundo caso, decidí tomar una foto con ligero contraluz, generado desde la calle. Desde el ángulo de visión, hasta la temperatura de la toma y el detalle, el Mate 20 Pro supera de noche al iPhone XS Max.

¿Te gustan estas comparativas? Déjanos tu comentario en las cuentas de Twitter e Instagram de @RPPTecno

¿Qué opinas?