Huawei busca mantener su reputación en medio de todo este vendaval de problemas comerciales con Estados Unidos, y ya tenemos para prueba al Huawei Y9 Prime, el equipo “diferente” en la gama media que busca destacar por el diseño diferente, y hacerse un lugar en el sector más difícil con un diferencial enfocado en el público joven.

Estas son las especificaciones del Y9 Prime 2019

Pesado, pero diferente

Estamos ante un equipo macizo y bien construido, pero hay algunos detalles que resaltan. Primero el peso y la distribución de este. Estamos ante un teléfono de casi 200 gramos, y la proporción de pantalla te lo hace saber.

El otro detalle es la tapa trasera “duo-tono”, ambas en azul – en el modelo “Sapphire Blue” – y que subdivide el equipo en dos capas muy parecidas a las del Pixel de Google.

En el borde superior, nos encontramos con la bandeja para dos SIM y microSD y la cámara delantera – sí, es motorizada -, junto a uno de los micrófonos del equipo. En el lateral derecho, se concentran los botones de volumen y el de bloqueo. Al otro lado, el borde es limpio. Y en la base, descansan el ingreso para audífonos, el puerto USB-C, la bocina y otro de los micrófonos. Detrás, los tres lentes y el sensor de huellas.

Si hay un detalle que me ha parecido peculiar es la manera en que Huawei esconde las antenas del equipo. A diferencia de los modelos de gama alta, en este caso parecen ocultarse debajo de la pintura y dejar un diseño más pulido.

En concreto, se siente un equipo robusto y no apto para una mano pequeña. Además, la espalda del smartphone cuenta con una curva en la parte más cercana en los bordes, que se adapta muy bien a la palma.

Pantalla completa, sin notch

Si bien tenemos un panel muy grande – vamos, 6,59 pulgadas es una medida grande en cualquier modelo, estamos ante uno de los primeros modelos de la marca por lograr ese panel limpio y extendido hasta los finos bordes. Eso sí, los mismos bordes negros son un poco más anchos que otros formatos de pantalla, y la quijada en el fondo es ligeramente más robusta que los otros tres márgenes.

La inmersión en el contenido multimedia es fenomenal. La imagen se extiende de manera fantástica por todo el frontal, y deja el espacio suficiente para que las huellas de los dedos no interfieran con el video.

Uno de los problemas del panel, por naturaleza, es el contraste. Al ser IPS, el nivel de profundidad en tonos oscuros. Lo bueno es que la luminosidad es bastante alta y la saturación de color anda bien.

Dato: el panel viene protegido desde caja con una lámina para evitar rayones. No la saques.

EMUI 9, más de lo mismo

Si alguna vez has seguido mis reseñas, sabrás que no soy muy fan de EMUI, la capa de personalización de Huawei para sus equipos con Android. La base es la misma, aquella que te permite intercambiar entre apps en escritorio o cajón de aplicaciones, y aquella que repele tanto a los launchers como Nova o el Pixel.

Hereda los gestos de Android 9 Pie, y permite una multitarea con doble vista. Esta se aprovecha mucho por el espacio en pantalla disponible. Además, EMUI mantiene las herramientas de bienestar digital y el tono gris para el panel durante las horas de sueño.

Cámara con mucho IA pero poca calidad

No quiero desmerecer el trabajo de los lentes de Huawei, pero uno espera algo más de esmero cuando se encuentra con un imponente setup de 3 lentes. Cuando lo ponemos a prueba, pues no son tan increíbles.

Lente principal. Foto de noche. En esta toma, el lente jala muchísima luz | Fuente: RPP
Lente angular. La toma es un poco más dispareja y desenfocada. | Fuente: RPP
Primer plano de objetos con lente principal | Fuente: RPP

Partamos por el sensor principal, que entrega una calidad regular de imagen, y un nivel alto de contraste e imágenes algo más duras en los bordes y las sombras. Huawei suele mantener una configuración que refuerza, por software, el detalle de cada elemento. Esto a veces suele ir contra la sutileza de ciertas figuras y del propio efecto BOKEH del fondo, que exagera el grano, incluso de día.

Luz directa sobre objetos. Hay un buen balance de colores | Fuente: RPP
Frente a luces de calidez distinta, el equipo lava mucho los colores | Fuente: RPP
Modo noche sin IA | Fuente: RPP
Ante la falta de luz, el equipo evita el ruido aplastando las texturas | Fuente: RPP
Frente a muchos detalles, el equipo parece no destacar.La toma parece un poco aplastada | Fuente: RPP
Foto en primer plano de llaveros sin asistente de IA | Fuente: RPP
Al usar el modo APERTURA, el equipo parece no localizar los puntos en donde debe aplicar el BOKEH | Fuente: RPP
Toma con el lente principal | Fuente: RPP
El lente angular reduce los detalles | Fuente: RPP
El lente principal muestra un poco más de contraste, además de un mejor balance de color | Fuente: RPP
El lente angular no mantiene los niveles del lente principal | Fuente: RPP
Lente angular, con distorsión de rectas | Fuente: RPP
El lente angular de este equipo de prueba parece tener un ligero desenfoque | Fuente: RPP
Aquí la toma parece estrujar la pared de madera hacia la izquierda y estrechar el final de la escalera. El fondo completamente sobre expuesto. | Fuente: RPP
El asistente de IA decidió añadir una ligera viñeta a esta toma para priorizar el rostro enfocado | Fuente: RPP

El modo angular distorsiona muchísimo las líneas rectas, y es un detalle que no notamos en otros sistemas angulares de gama alta. Por naturaleza, el lente es un poco más oscuro, y en condiciones lumínicas adversas genera mucho más ruido. Afortunadamente, el sensor permite abundante ingreso de luz, así que podrás compensar sin problemas tus fotos.

El lente motorizado sale a un ritmo algo lento, y cuenta con un sistema de protección mediante acelerómetro. Si el equipo se resbala, el lente se retrae automáticamente. En cuento a calidad de imagen, está dentro de lo que uno puede esperar de un lente de gama media, incluso los fallos de enfoque con el modo IA.

El lente delantero suele distorsionar demasiado los bordes el sujeto con el BOKEH artificial | Fuente: RPP
Selfie en la tarde noche, aprovechando la luz artificial. | Fuente: RPP
Selfie en modo automático con IA | Fuente: RPP
Selfie en MODO RETRATO | Fuente: RPP

No hay mayor detalle a repasar de un trio de lentes que ofrece opciones múltiples, pero no una calidad que podamos avalar. No hace malas fotos, realmente. Pero uno podría esperar más de este esmerado e innovador sistema fotográfico. Solo eso.

El rendimiento dentro de lo esperado

Uno suele relacionar, por naturaleza, a la potencia de un equipo con su tamaño. En este caso específico, el Y9 Prime 2019 puede ser un equipo que escape, por muy poco margen, a esa métrica. Administra muy bien los 4GB de RAM que posee, y la potencia gráfica es aceptable para juegos y tereas pesadas. Sin embargo, el paso de tareas con apps muy pesadas nos regresa a la realidad sobre el equipo. Si bien las medidas de los procesadores altos y este 710 son parecidas, el apartado gráfico es pobre al lado de los 970 o 980.

El proceso de imagen también lleva una demora considerable, pues los añadidos finales a la toma demandan un poco más del CPU, ante la carencia de una NPU dedicada.

La calidad de las llamadas es buena, así como su nivel de conectividad. En el caso del sonido, su única bocina emite un sonido con ausencia de graves, y la experiencia estéreo no existe. Lo mejor es usar audífonos. Afortunadamente, tener bluetooth 5.0 le da más estabilidad a los cascos inalámbricos.

Un gigante de larga vida

Si has vivido debajo de una piedra, te contamos algo sobre la autonomía de Huawei: es imbatible. En este caso, tenemos una batería de 4000 mAh que mantiene el jugo todo el día, y añade carga rápida, pero no la “Super Charge” de las líneas más altas.

¿Vale la pena?

Hablamos de un equipo con gran tamaño, pantalla y batería. Como mencioné, a veces uno hace el match entre estas dimensiones y el resto de los componentes, y es ahí en donde el equipo pierde un poco de balance. Las cámaras, a pesar del hype sobre el modo retráctil, no está a la altura en proceso del resto del equipo. No es un mal lente, ni un mal teléfono. En conjunto, hablamos de un dispositivo ideal para estar lejos de los enchufes y disfrutar multimedia.

El sensor delantero podría llegar a desesperar a algunos, pero es un tema de gustos. Prefiero equipo con más velocidad de despliegue y retracción en ese apartado, como el OnePlus 7 Pro o el mismo Xiaomi Mi9T, pero son smartphones lejos de la gama de precios al lado del Y9 - 1299 soles por lanzamiento en Ripley, pero con precio regular de 1399 soles en esta configuración -. Para su categoría, es un equipo diferente que deberías incluir en tu bolo de renovación. Sin duda. Pero tenle paciencia, un poquito por lo menos.

¿Qué opinas?