Línea de producción de teléfonos Huawei en Shenzhen | Fuente: EFE

El panorama sobre Huawei aun no es seguro, y las declaraciones sobre el cese al veto anunciado por el presidente Donald Trump parecen espantar un poco el humo generado con los titulares. El propio CEO y fundador de Huawei, Ren Zhengfei, ha sido cauto sobre la noticia, y no se ha mostrado muy satisfecho con este cese.

En declaraciones al Financial Times, el empresario chino señaló que esta decisión no tendrá “demasiado impacto” en los negocios que administra Huawei, sino que apuntan a mantener tranquilas a las empresas estadounidenses:

"Las declaraciones del presidente Trump son buenas para las empresas estadounidenses. Huawei continuará comprando productos de empresas estadounidenses. Pero no vemos demasiado impacto en lo que estamos haciendo actualmente. Nos centraremos en hacer nuestro propio trabajo bien."

Este cese parcial del veto le da margen de giro a Huawei para volver a obtener productos de empresas estadounidenses, solo cuando haya disponibilidad general. De acuerdo con Larry Kudlow, presidente del Consejo Económico Nacional de EE. UU., "todo esto será posible donde haya una disponibilidad general. Los microchips, por ejemplo, están disponibles en otros países, esto no es una amnistía general", por lo que "las preocupaciones en torno a la seguridad nacional permanecen".

El veto a Huawei le impide negociar con empresas estadounidenses con un 25% de patentes realizadas en suelo americano. Huawei aun permanece en la lista negra de entidades del Departamento de Comercio, y no se han mencionado decretos retroactivos sobre el despliegue del 5G de Huawei en tierras norteamericanas, o sobre el retiro de smartphones de la marca china en operadoras locales.

¿Qué opinas?