Apple siempre ha defendido sus políticas de seguridad de información, pese a los problemas que le ha acarreado con el gobierno. | Fuente: Composición

Apple abandonó los planes de utilizar una clave de cifrado extrema para las copias de seguridad de iPhone y iPod en la nube de iCloud por presión del FBI, informó la agencia Reuters.

Según lo afirmado, Apple le expresó sus planes a la agencia federal de encriptar de puerto a puerto los mensajes e información que subieran a la nubes sus usuarios para que nadie más que ellos puedan obtener acceso. Sin embargo, el FBI se opuso al plan debido a que esto “entorpecería” las investigaciones de las autoridades ante sospechosos que utilicen iPhone.

Luego de estas conversaciones de hace dos años, Cupertino abandonaron la idea de la encriptación de extremo a extremo para evitar líos estatales, de acuerdo a la declaración de seis fuentes internas.

Las relaciones con el gobierno no han sido las mejores

Pese a que los esfuerzos por proteger la información de sus usuarios son bien retribuidos por su gran mercado, el gobierno estadounidense considera esto como un obstáculo para sus investigaciones y han acusado a la compañía de defensores de los delincuentes.

El caso más sonado al respecto ocurrió en 2016, cuando la agencia gubernamental pidió a Apple los datos del iPhone de un terrorista que realizó un tiroteo en San Bernandino. La gigante tecnológica se negó, por lo que el FBI tuvo que acceder a los datos mediante terceros.

Reuters confirma que Apple terminó centrándose en la protección “sensible” del usuario, pero que los mensajes o contactos aún están a merced de los empleados de la compañía para cuando algún medio gubernamental lo pida, de acuerdo con la política de privacidad propia.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

¿Qué opinas?