Tenemos a prueba un Samsung Galaxy S20 Ultra | Fuente: RPP

Cuando estuvimos en San Francisco para el evento del Unpacked 2020, el S20 Ultra me generó sentimientos encontrados. Por un lado, resumía toda la potencia que Samsung quiere entregar al usuario, pero en dimensiones que pueden resultar una molestia a la mano de muchos. Tras una semana de uso intenso, puedo ya erradicar ciertos mitos sobre el equipo, y comentar con más cabeza fría mi convivencia con el smartphone más potente de la surcoreana.

Antes del video, quiero plantear un par de condiciones sobre el equipo reseñado. Por un lado, Samsung nos proporcionó un modelo compatible con 5G, pero en un mercado que aun no cuenta con planes de prueba o red desplegada no genera mayor interés. Afortunadamente podemos desactivar la conexión a esa red en la configuración.

Otro tema es tener un equipo que aun debe mejorar en software antes de su aparición en las próximas semanas. Si bien ha sido anunciado, aun no sale a la venta y el software no está en un estado final. Debido a eso, preferí no adelantar este texto como “reseña” y considerarlo “primeras impresiones” tras una semana de uso. Creo que tendrá mucho valor, en los próximos meses, cómo llega este equipo y como evoluciona en el año.

De momento, el tema de cámaras requiere un ajuste, pues la promesa de los 100X de zoom se logra con varias adendas. Conseguimos una distancia focal que fuerza el sensor a entregar la mejor imagen posible estrujando los pixeles disponibles. En el caso de este equipo, Samsung aplica “Nona-binning”, una tecnología que agrupa 9 pixeles como si fueran uno solo.

Pese a ese esfuerzo evidente en las fotos con menor distancia focal, las tomas con distancias por encima de los 30X comienzan a parecer difusas. El algoritmo de Inteligencia Artificial trabaja mucho a este nivel de zoom para renderizar imágenes más reales al ojo, pero aun se queda corto. Creo que Samsung intentará mejorar este punto en la versión final.

Tras esta primera explicación, quiero compartir una secuencia que obtuve esta tarde con el impresionante juego de lentes del equipo, y mostrar un “zoom escalonado” para entender el comportamiento de este sistema y en qué punto comienza la distorsión.

 

A 100 X de zoom, la imagen luce forzosa y nada definida. Es exprimir el pixel del lente al maximo | Fuente: RPP
A 90X de zoom aun no tenemos definición correcta de la imagen | Fuente: RPP
En 80 todavía forzamos el sensor principal
En 70 X de zoom aun seguimos recortando la toma principal pero la amplitud del plano nos da mayor referencia | Fuente: RPP
En 60X la definición comienza a mejorar, pero aun el detalle no es preciso | Fuente: RPP
A 50X ya podemos tener mayor clarida en la imagen y el grupo de objetos gana en definicion | Fuente: RPP
En 40X el recorte mejora considerablemente, y nos entrega una foto que podemos usar. Parece que encontramos un sweet spot entre 40 y 50X de momento | Fuente: RPP
A 30X de zoom tenemos ya mayor claridad y un ligero boost de color | Fuente: RPP
En 20X ya el detalle es evidente, el contraste es mejor obtenido y la imagen se vuelve más clara | Fuente: RPP
A 10X la imagen es notable. Tenemos claridad, buena visión de lejos y excelente maneo de luz y sombra | Fuente: RPP
A 5X ya estamos en una categoría más manejable para el sensor | Fuente: RPP
A 2X el contraste se fortalece | Fuente: RPP
El lente principal atrae mucho contraste, pero equilibra de manera consistente las luces y sombras. | Fuente: RPP
A esta distancia focal (gran angular) vemos un lente más parejo. Es la primera vez que vemos un gran angular que tiene un fuerte ingreso de luz | Fuente: RPP

Ahora, comparto en este video mis impresiones del equipo:

¿Qué opinas?