Bloqueo a Huawei: ¿Por qué no se vieron afectadas otras marcas chinas como Xiaomi si también usan Android?

La guerra comercial iniciada por Donald Trump también afectó a la marca china ZTE, que pagó una multa de US$ 1,000 millones en multas a EE.UU. para evitar la quiebra.

Una orden ejecutiva de Donald Trump empezó los problemas para Huawei. | Fuente: iStock

El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei pasa uno de sus momentos más difíciles luego de que varias compañías estadounidenses como Google, Intel y Qualcomm decidieron suspender sus negocios juntos hasta nuevo aviso.

Una orden ejecutiva de Donald Trump de la semana pasada llamó a emergencia nacional para prohibir a las compañías estadounidenses hacer negocios con empresas que supuestamente intentan espiar al país ni tampoco usar los equipos de telecomunicaciones que fabrican.

Huawei es el segundo fabricante de móviles a nivel mundial con un 19.02% del mercado, según IDC. Entre los cinco primeros del mundo hay otras tres marcas chinas: Xiaomi (8.01%), vivo (7.51%) y OPPO (7.41%).

Al menos por el momento, la única afectada es Huawei, particularmente su línea de equipos de telecomunicaciones. Estados Unidos ha insistido en acusar a la compañía de contribuir al espionaje, por lo que la sumó a su ‘Entity List’, un listado de empresas que considerada riesgosas para la seguridad nacional estadounidense. Las empresas estadounidenses necesitan un permiso especial para hacer negocios con ellas.

5G

La mayor razón que hizo a Huawei un objetivo de Donald Trump es su participación en el despliegue de las nuevas redes 5G. La compañía china es considerada líder en este ámbito y Estados Unidos teme sus posibles conexiones con el gobierno chino.

En la batalla diplomática y económica entre Estados Unidos y China, el origen de los equipos usados en las redes 5G es un elemento clave para Donald Trump.

Algo parecido le pasó a la compañía china ZTE, que también vende equipos para redes móviles. ZTE casi se fue a la quiebra el año pasado cuando prohibieron a las empresas estadounidenses venderle componentes vitales, una decisión incluso más severa que incluirla en la ‘Entity List’, pero Trump anuló la decisión a cambio de una multa de 1,000 millones de dólares y la supervisión del departamento de Comercio de Estados Unidos.

¿Libres a futuro?

No es claro. La guerra comercial que Estados Unidos mantiene con China no deja a ninguna compañía china libre de peligro. En agosto de 2018, cuatro empresas chinas entre las que está la estatal China Aerospace Science and Industry entraron a la temida lista. 

Solo es necesario que una empresa sea incluida en la ‘Entity List’ para que peligre su capacidad de producción y distribución a nivel mundial.

Sepa más:
¿Qué opinas?