Star Wars Kid
El video es uno de los primeros virales de internet. | Fuente: YouTube

Los memes y videos virales son uno de los puntos distintivos de la comunidad de internet y, aunque los más modernos hasta se ven beneficiados por estas apariciones, poco o nada se sabe sobre los más antiguos, cuyas imágenes forman parte de la historia de este canal de comunicación.

Este es el caso de Star Wars Kid, un niño que se hizo viral luego de la difusión de un video en el que se muestra al menor jugando con un palo como si de un sable láser se tratara.

Pero a casi dos décadas de dicha grabación, la vida de Ghyslain Raza no fue la mejor y gran parte de la responsabilidad fue por el acoso y bullying que sufrió por dichas imágenes.

Un camino difícil

En 2003, Ghyslain Raza se grabó a sí mismo realizando una batalla imaginaria inspirada en Star Wars dentro de su centro educativo. El joven canadiense se olvidó la cinta y fue difundido en uno de los primitivos blogs de esos tiempos bajo el nombre de Star Wars Kid.

Raza nunca ha hablado públicamente sobre lo que le sucedió, el acoso que enfrentó o detalles sobre la demanda legal de su familia contra sus compañeros de clase y los medios de comunicación hasta ahora.

Su historia es la pieza central del documental de Mathieu Fournier "Star Wars Kid: The Rise of Digital Shadow", que se estrenará en el medio NFB.

“No me hubiera interesado un documental estrictamente centrado en lo que me pasó o que tomara un tono melodramático”, dijo Raza a CTV News, quien nunca fue fan de Star Wars. "Ir más allá de la historia, profundizar en la reflexión, sacar algo útil de ella, eso fue lo que me convenció de que sería un buen proyecto del que formar parte".

El documental examina cómo el video terminó en Internet, se convirtió en el primer video viral y qué efecto tuvo en Raza y su familia. Al mismo tiempo, examina la cultura en línea más amplia, las redes sociales y el mundo gobernado por los geeks.

En el documental, Raza habla con los adolescentes de su antigua escuela, quienes hablan de estar constantemente en sus teléfonos o cerca de ellos y en las redes sociales muy conscientes de su presencia en línea.

"Escucharlos hablar sobre eso me sorprendió", dijo Raza, y agregó que tenía la esperanza de ver que tienen una conciencia mucho mayor de sí mismos y de su sombra en línea.

“Eso es algo que trae esperanza para el futuro que ya tienen tanta conciencia de consentimiento, tal vez incluso empatía. Creo que es algo muy bueno para poder ver”, dijo.

El ahora señor asegura no estar amargado por el suceso, pero sí se sintió afectado fuertemente en sus primeros años.

Andy Baio publicó el video en su sitio en 2003 y se le ocurrió el apodo de Star Wars Kid. A estas alturas, como se ve en el documental, se muestra arrepentido. "Si hubiera sabido lo que sé ahora, nunca lo habría publicado".

“En el documental se nota lo buena persona que es, lo empático que es y eso da una hermosa lección de humanidad de que una buena persona puede cometer un error y ese error puede tener consecuencias muy importantes pero que, al al final del día, Andy podría ser como cualquiera de nosotros", dijo Raza. "Eso es parte de la autoconciencia, hoy sabemos que debes tener cuidado incluso si estás en el calor del momento. Con estas tecnologías, las consecuencias se amplifican rápidamente".

Sin embargo, aunque Raza entiende a sus excompañeros, no planea parar en su demanda contra medios que se burlaron de las imágenes.

"La gente es insensible al drama que no los involucra", dijo.

Actualmente, el ya adulto está cursando un doctorado en derecho en la Universidad de Queen después de completar una licenciatura y una maestría en McGill.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.