Las autoridades mexicanas no quieren que el aspecto de las mascotas influya en los menores de edad. | Fuente: Composición

Las nuevas normas en México acerca del etiquetado en alimentos han cobrado tres “víctimas” icónicas. Debido a que las empresas ya no pueden colocar a ningún personaje animado o caricatura, el osito Bimbo, el Tigre Toño y Chester de Cheetos han sido eliminados de sus respectivos productos, generando la tristeza en sus consumidores.

Las redes sociales han reaccionado al anuncio de la eliminación de los protagonistas de cientos de comerciales, afiches y publicidad a nivel mundial.

La ley sobre el etiquetado frontal en alimentos y bebidas no alcohólicas busca que todas las compañías informen con el sello octagonal el valor de grasas saturadas, azúcares, cafeína y más. La eliminación de los famosos personajes busca que los consumidores no se dejen influenciar por el empaque ni que los niños compren por la mascota.

Las nuevas normas del denominado etiquetado nutrimental fueron publicadas el pasado viernes con el apoyo de organismos sociales e internacionales pero con la oposición de las cámaras empresariales y la industria alimentaria, según informa el diario Reforma.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

¿Qué opinas?