Así llegó el Beetle a la casa del comprador. Dentro de su caja. | Fuente: Expansión

Una inusual entrega recibió Joaquín Jasso, ciudadano mexicano que decidió adquirir un Beetle mediante la plataforma de compras Amazon. Tras dos meses de espera, y superar unos “cuantos retrasos” recibió su auto dentro de una caja y listo para abrir.

Si bien los pedidos solicitados mediante este sistema online de compra suelen llegar empaquetados, es curioso ver cómo la tienda se tomó en serio la política de envolver cada pedido.

Para Joaquin, orgulloso coleccionista de los Beetle, recibir este auto a domicilio en este formato representó una sorpresa: “Fue muy sencillo. La verdad es que, si estás dado de alta en Amazon, todo es muy sencillo. Me llevó escasamente tres minutos el comprarlo”, señaló al medio Expansión.

La planta automotriz de Puebla dejó de producir este modelo en julio de este año, y este vehículo adquirido por Jasso en 21 mil dólares representa uno de los últimos 65 autos disponibles construidos en esa fábrica.

“Lo que siempre he buscado es buscar ediciones especiales”, señala Jasso al medio. “Ediciones que no sean comunes y coches impecables. Si pudieran revisar toda la colección que yo tengo, cada uno de los autos tiene menos de 100.000 km muchos tienen hasta 20 km. La mayoría no tiene placas y tampoco pienso ponerle placa a éste, solo tengo la factura”.

A las 3:30 de la tarde, un camión llegó a la puerta de su casa con una norme caja que contenía su reciente compra en Amazon. La concesionaria destina a 10 personas, en promedio, para el unboxing y puesta a punto frente al comprador.

Sin embargo, el equipo de reparto se disculpó con Jasso debido a la demora provocada por la detención de unos policías de tránsito, que no habían visto una entrega semejante.

¿Qué opinas?