En el mundo muchas empresas compiten en un mismo rubro y se han convertido en grandes rivales. Pepsi vs Coca Cola, DC vs Marvel, iOS vs Android, entre otras, son dualidades que llaman la atención por mantener un gran grupo de aficionados a sus productos que discuten diariamente para ver qué empresa es mejor y el mundo de los videojuegos no es ajeno a ello.

Desde en qué consola jugar, qué juegos comprar o qué títulos debemos escoger, las rivalidades en esta escena del entretenimiento también son fuertes y dignas de analizar. Dentro del inmenso catálogo de videojuegos para PC que existe, la rivalidad entre Dota 2 y League of Legends es una de las más encarnizadas de la industria.

Partamos de lo básico. Ambos pertenecen al género MOBA (multiplayer online battle arena), una categoría en la que dos equipos de 5 miembros tratan de eliminar el nexo o base enemigo en una especie de ajedrez virtual y nacieron del DotA, mod surgido en el videojuego Warcraft III. Ambos se juegan de manera online y son los abanderados de los esports, los deportes electrónicos.

Vayamos a las individualidades:

Dota 2

El videojuego de Valve es el favorito de los aficionados peruanos. Te permite escoger entre 116 héroes, disponibles en su totalidad desde los primeros juegos, y mantiene características que lo hacen especial entre los demás de su categoría. Por ejemplo, al juego básico de los MOBA añade mecánicas especializadas como la denegación de creeps, compra de ítems desde cualquier posición del mapa y entrega de ellas a través de un mensajero, o la libertad de los héroes de ir en cualquier posición estratégica.

Por otro lado, mantiene un gran motor visual gráfico que le permite una gran calidad en las animaciones y los personajes. Su constante desarrollo mantiene al juego equilibrado en jugabilidad.

Su campeonato mundial es The International cuyo premio total sobrepasa los 20 millones de dólares. Además, divide sus temporadas competitivas profesionales en torneos Minor y Major a los cuáles puede acceder cualquier equipo que se inscriba a sus clasificatorias.

Valve no suele trabajar en eventos oficiales con la comunidad en los países dónde se juega.

League of Legends

El videojuego de Riot Games, por el contrario, es el gran favorito de Asia y grandes partes de Norteamérica y Europa. Su jugabilidad no contiene tantas particularidades como Dota, pero eso no lo hace menos interesante.

Existen hasta el momento 142 campeones en el listado, pero cada uno mantiene un rol en específico en el juego. Asimismo, los roles en el juego (top, soporte, mid, ADC y jungla) son marcados y dentro del juego no puede cambiar en ello.

El apartado gráfico es más animado y multicolor a diferencia de Dota 2 y las partidas duran menos minutos en general. Por momentos hay desbalance en el juego, pero nada que no pueda solucionarse en el acto.

Su campeonato mundial es el World, evento que solo reparte 5 millones de dólares, pero que año tras año marca récords de asistencia en estadios destinados al fútbol y logra millones de espectadores online a través de plataformas como Youtube y Twitch. Su temporada competitiva se distingue en las regiones por ser muy parecidas a ligas de fútbol: copas nacionales, segunda división y una gran liga principal de la región. El ascenso para un equipo es largo, pero mantiene una recompensa mayor ya que los equipos oficiales de las ligas mantienen sueldos mensuales, además de plantillas de profesionales de la salud detrás de ellos.

Riot Games mantiene a su comunidad apegada al videojuego con eventos seguidos en todos los países dónde se juega, realizando finales oficiales en coliseos abiertos o llevando actividades con influencers y streamers reconocidos de League of Legends.

Entonces, ¿cuál es mejor? A decir verdad, cada uno mantiene sus pros y sus contras. Por ejemplo, la curva de aprendizaje en League of Legends es más marcada y podrás acoplarte mejor y en menos tiempo a este videojuego; además de poder incorporarte a un mayor número de eventos oficiales de la comunidad. Sin embargo, Dota 2 resalta más por mantener mejores gráficos y el requerimiento de mayores combos y habilidades en su jugabilidad. El sistema competitivo también parece ser más accesible.

Cuéntanos, ¿qué juego te parece mejor? ¿Probarías al rival de tu favorito para experimentar un nuevo título MOBA?

¿Los videojuegos y los esports son tu pasión? Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con lo último.

¿Qué opinas?