Microsoft recibe buenas noticias desde Chile.
Microsoft recibe buenas noticias desde Chile. | Fuente: Unsplash

La intención de compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft se anunció en enero de 2022, pero el negocio de 68.7 mil millones aún no ha sido aprobado.

Varios entes regulatorios están revisando el acuerdo para descartar prácticas anticompetitivas por parte de Microsoft.

La compra de Blizzard ha recibido la primera aprobación desde Chile. La Fiscalía Nacional Económica (FNE) aprobó la Fase 1 la operación.

“La investigación descartó riesgos, considerando que en los mercados en que las partes superponen sus actividades (desarrollo y publicación de videojuegos, distribución de videojuegos para computadores y venta de merchandising y publicidad gráfica digital) no se superaban los umbrales de concentración de mercado establecidos la Guía de Análisis de Operaciones de Concentración Horizontal de 2022, y que se observó un gran número de competidores relevantes y un mercado dinámico”, concluyó la FNE.

“Con relación a un eventual riesgo de bloqueo de clientes, la Fiscalía concluyó que Microsoft no dejará de demandar videojuegos publicados por terceros, ya que el mercado de distribución de videojuegos para computadores ha mostrado un importante dinamismo con la entrada de nuevos actores relevantes, destacando la posición líder que detenta Steam”, indicó sobre sus efectos en el mercado.

El reto está en otros países

La intención de compra está también siendo evaluada por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) en los Estados Unidos, la Comisión Europea, además de entes Reino Unido, Japón, entre otros países.

Sony se opone a esta compra, al considerar de que podría perjudicar el mercado, aunque Microsoft se ha comprometido a varias medidas, como mantener por muchos años la franquicia Call of Duty en las consolas PlayStation.

Entre los grandes mercados, en octubre Brasil aprobó la compra de Activision Blizzard.