"Game of Thrones": Creadores de la serie revelan qué pasó con el gato del rey Tommen

El destino de Ser Pounce, la querida mascota del personaje interpretado por el actor Dean-Charles Chapman, ha sido revelado por David Benioff y D.B. Weiss. No son buenas noticias.

En su primera aparición en "Game of Thrones", Ser Pounce interrumpe a Margaery Tyrell cuando intenta seducir al rey Tommen Lannister. | Fuente: HBO

"Game of Thrones" estrena su temporada final en abril, pero las noticias sobre la serie inspirada en la obra de George R.R. Martin no dejan de aparecer. Esta vez, el destino de un personaje querido, mascota del rey Tommen (Dean-Charles Chapman), ha sido revelado por los creadores David Benioff y D.B. Weiss.

Se trata de Ser Pounce, el gato del que en alguna temporada fue monarca de Westeros. Se convirtió en una estrella ─sobre todo en redes sociales─ cuando hizo su primera aparición, en la temporada 4, al interrumpir al personaje de Margaery Tyrell (Natalie Dormer) cuando hablaba con Tommen.

El destino de Ser Pounce, sin embargo, no ha sido el mejor. ¿Qué dijeron los creadores de la serie?

ALERTA DE SPOILER

Como se recuerda, en la temporada 6 Cersei Lannister (Lena Headey, madre de Tommen) se coronó reina de Westeros tras el suicidio de su hijo, quien a su vez no pudo soportar la muerte de Margaery.

David Benioff detalló así el destino de Ser Pounce a "Entertainment Weekly": "Cersei odiaba tanto el nombre 'Ser Pounce' que no podía permitirle sobrevivir. Así que [lo ejecutó] de la manera más diabólica. La muerte de Ser Pounce fue tan horrible que ni siquiera pudimos emitirla [como parte de un episodio de la serie]".

D.B. Weiss, cocreador de la serie, pidió al público que no espere ver a Ser Pounce en la temporada final. No obstante, les dio una esperanza. "Si compran, el box set de 'Game of Thrones' que saldrá, la muerte de Ser Pounce estará ahí", sostuvo.

El box set de "Game of Thrones" saldrá a la venta este año, es cierto, pero lo mejor será no tomar en serio ─en este caso─ las palabras de Benioff y Weiss. "No era nada divertido trabajar con ese gato", finalizó Benioff.

¿Qué opinas?