Enola Holmes
La película "Enola Holmes", protagonizada por Millie Bobby Brown, se enfoca en la hermana adolescente del detective. | Fuente: Netflix

La nueva película sobre la familia Holmes no ha sido bien recibida de parte del administrador de Arthur Conan Doyle, creador del detective Sherlock Holmes, quien demandó a Netflix por presunta violación de derechos de autor.

La película "Enola Holmes", protagonizada por la actriz de "Stranger Things" Millie Bobby Brown, es una adaptación de la plataforma de una serie de novelas de Nancy Springer que imaginan que el detective tiene una hermana adolescente.

Aunque otro caso judicial previo determinó que las primeras novelas de Holmes son de dominio público, la nueva demanda alega que el detective solo manifestó sentimientos hacia las mujeres en los últimos 10 libros, que permanecen bajo control de Arthur Conan Doyle.

"Holmes se volvió más cálido. Se volvió capaz de entablar una amistad. Podía expresar emociones. Comenzó a respetar a las mujeres", afirmó en la querella interpuesta en la corte federal de Nuevo México.

Enola Holmes
El administrador del legado de Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes, demandó a Netflix por presunta violación de derechos de autor. | Fuente: Netflix

La misma alega que Sherlock Holmes solo muestra sus sentimientos en las novelas finales, argumentando que, por ende, la descripción de Springer y la adaptación de Netflix violarían sus derechos de autor.

También señala que cuando Doyle escribió las últimas novelas, había perdido tanto a su hermano como a su hijo mayor en la I Guerra Mundial: "Ya no era suficiente que el personaje de Holmes fuera la mente racional y analítica más brillante. Holmes necesitaba ser humano".

El documento dice que además de usar personajes disponibles públicamente, las novelas de Springer [en las que se basa la cinta 'Enola Holmes'] copian las novedades originales de Conan Doyle en las historias que siguen estando protegidas por derechos de autor.

"Entre otros elementos copiados, las novelas de Springer hacen un amplio uso infractor de la transformación del Holmes de Conan Doyle de frío y calculador a cálido, respetuoso y amable en sus relaciones".

Además de Netflix, la demanda también se dirige a Springer, su sello editorial Penguin Random House y la productora del último filme, Legendary Pictures. (AFP)