Am

Francesca Maldini convoca a una reunión de accionistas de la Constructora de las Casas para presentar a Alonso Romero como nuevo accionista de la empresa. “El señor Romero tiene un interesante proyecto de fusión con nuestras empresas”, anuncia.

“Lo siento Francesca. Ya no habrá fusión. Lo he pensado bien y creo que no es conveniente para mis empresas tomar esa decisión”, anuncia ante el estupor de la señora Maldini. “Siempre es bueno dar un paso atrás antes de cometer un error”, añade.

Francesca le pide una reunión privada pero Alonso se niega. Francesca insiste y finalmente  Romero accede no sin antes de decir que ya no confía en Nicolás. Alonso insiste en que Nicolás se ha comportado como un niño caprichoso. “Tú sabes que los negocios no son juegos de niños”, le dice.

Interviene Miguel Ignacio. “No podemos hacer nada. Alonso ya tomó su decisión”, dice. “Y a mí no me gusta equivocarme con las personas. Y dicho esto doy por terminada la reunión. Suerte con tus empresas”, señala Alonso quien se levanta de la sala de reuniones y abandona la oficina.

Sepa más: