Am

Joel sale a buscar a Cayetana en la casa de salud donde la han recluido. Pero Cayetana se encuentra con Francesca en ese lugar donde ambas están internadas. Conversan y le cuenta que Grace le provocó un colapso nervioso y ansiedad. Francesca le pregunta si es verdad que está con Joel. “El hizo sufrir mucho a mi nieta”, le dice. “Él es un gran muchacho. Me ha gustado verla acá. Por lo menos tengo una amiga”, añade Cayetana.

Raúl se da cuenta que se equivocó al pedirle matrimonio a Viviana. Y se va a su cuarto pensando que es un tonto.

Socorro le insiste a Peter que hable con Manolo sobre la innombrable. Y luego le pide que le haga una imitación de Miguel Bosé con el tema Don Diablo. Y está en plena ejecución cuando llega el mayordomo Claudio y lo abraza. “¡Sabía que por mí ibas a salir del closet!”, le dice. “¡Suéltame mariposa gorda!”, le exige Peter. Socorro le explica que es novia de Peter y que hasta tienen un hijo con lo que Claudio se va desconsolado lamentándose de todo lo que le ha pasado incluyendo el incidente de Cayetana. Socorro pregunta acerca de lo ocurrido y Peter le cuenta. “Parece que esta vez a Grace se le pasó la mano” comenta. “¿Qué le ha pasado a Cayetana”, pregunta Nicolás que llega en ese momento.

“¡¿Por qué le hiciste eso a Cayetana?!”, le increpa Nicolás a Grace en su habitación. La joven lo mira asustada. “Déjame que te explique”, le dice Grace. “Te conozco, le debes hablado horrible esa chica, te conozco. No entiendo por qué eres tan conflictiva. Cayetana tendrá un problema mental pero la que se está comportando como una loca eres tú. Creo que ella ha cambiado y veo que tú también has cambiado porque te has vuelto una mujer histérica, amargada”, le dice Nicolás. “Nunca me habías hablado así”, le dice Grace. “Porque nunca te habías comportado así. Ya no confío en ti. La puedes perdonar pero luego le dices algo feo y termina peor de lo que está. Yo le pediré perdón por ti”, dice Nicolás y sale tirando la puerta.

Joel le dedica una canción a Cayetana y hace que Francesca se quede a oírlo. Pero los demás internos se acercan y les canta “Estoy loco”. Todos bailan con los brazos levantados. Al final el administrador de la casa lo hace sacar ante la protesta de los internos. Francesca y Cayetana se quedan conversando. “Me alegra que hayas cambiado. Eres una buena chica”, le dice la señora Maldini.

Socorro alerta a Charo acerca de la relación de Joel con Cayetana porque su hijo Manolo estuvo con una mujer que tenía los mismos problemas y lo hizo sufrir mucho pero luego le pide que olvide lo que le dijo porque no quiere preocuparla.

Grace va en busca de Charo. “Ay mamá, ahora sí creo que se me pasó la mano con Grace”, le dice. Charo le dice que debería reconsiderar sus puntos de vista respecto a Cayetana. Grace dice que se siente mal y que le dio mucha pena ver a Cayetana tirada en el piso desmayada.

Viviana está buscando un cortaúñas y encuentra la cajita que contiene el anillo de compromiso que le había comprado Raúl cuando le dijo que había que dar el siguiente paso. “Pobre Raúl, me reí en su cara, qué vergüenza”, dice. Raúl está en la terraza y piensa en el mismo tema. “¿Aceptarán devoluciones?”, se pregunta acerca del destino del anillo.

Manolo le pregunta a Joel acerca de las medicinas de Cayetana. “Yo también estuve con una loca”, le comenta. “No dejes que nadie se meta en tu relación. Si la amas sigue para adelante”, le aconseja.

Nicolás llega a la casa de reposo. “Hola Cayetana”, saluda. “¿Cómo estás?” “A decir verdad, sorprendida. Cuando estaba en París soñaba con que me visitabas”, le responde. “Estoy acá por Grace. Ella está bastante arrepentida por lo que ha pasado”, le dice. “Los doctores me han dicho que no hable de Grace porque si lo hago regresiono”, le indica Cayetana. Y entonces Nicolás le menciona el hecho de que le arrojara un balde de barro y que debe olvidarlo. Pero lo que provoca es que Cayetana entre en crisis. “¡No quiero recordar, no quiero recordar, no quiero recordar!”, dice la angustiada joven tomándose la cabeza. “Por favor no te pongas así, no fue mi intención, Grace se ha dado cuenta que no puede vivir con rencor toda su vida”, insiste Nicolás. “Ella está dispuesta a perdonar. Es más ella hubiera querido venir a disculparse pero yo vine con ese mensaje”, añade y luego la abraza. “Está bien, acepto la disculpas de Grace”, es la respuesta de Cayetana. “Si es capaz de perdonarme por mis errores del pasado, yo soy capaz de perdonarla por su errores del presente. Esa pituca que menospreciaba a la gente por el color de su piel, esa Cayetana ya no existe”, afirma. “Espero que seas feliz con Joel”, le desea Nicolás. “Y tú que lo seas con Grace y tu hija”, responde la joven.

Charo está en la azotea de su casa tendiendo ropa y Raúl está en su terraza. Ella lo ve, lo saluda y entonces empieza a sospechar que algo le pasa pese a que él le dice que todo está bien entre él y Viviana. Entonces Charo empieza a realizar su baile sensual y Raúl se entusiasma cada vez más. “¿Por qué no me dijiste?”, le pregunta Viviana irrumpiendo en la terraza. Y entonces le pide disculpas por haberse reído, Raúl toma en anillo, se arrodilla y le pide matrimonio. Ella acepta y terminan besándose mientras una triste Charo observa la escena.