The Beatles
"The Beatles: Get Back" está disponible en la plataforma streaming de Disney+ | Fuente: Disney Plus

"The Beatles: Get Back", el documental recientemente estrenado en la plataforma streaming de Disney+, ha demostrado que, pese al tiempo, The Beatles siguen causando furor en el mundo, convirtiéndolos en un fenómeno musical que está lejos de quedarse en el olvido.

La grabación del material de este documental fue realizada en enero de 1969 y muestra el lado íntimo de cómo fue el proceso creativo del legendario cuarteto de Liverpool. En aquel entonces, la banda intentaba escribir nuevas canciones para presentarlas en un show vivo, lo que se conocería después como el mítico 'Concierto de la azotea'.

Dirigida por el cineasta ganador del Oscar, Peter Jackson, la producción está íntegramente realizada a partir de filmaciones inéditas, archivadas durante medio siglo en las bóvedas de Apple Corps, la compañía que maneja todos los negocios de The Beatles.

De las tres partes de "The Beatles: Get Back", se desprenden datos interesantes y poco conocidos de la agrupación inglesa.

EN BUSCA DE UNA LOCACIÓN

La actuación icónica en la azotea del 30 de enero de 1969 tuvo lugar en el edificio de Apple Corps en Savile Row de Londres. Sin embargo, esa locación no fue la única que la banda consideró, inicialmente, fueron alternativas bastante más excéntricas como un anfiteatro romano en Sabratha, Libia, las pirámides de Giza y el transatlántico QE2.

CAMBIO DE POSICIÓN

Un detalle que pasó desapercibido para algunos 'beatlemaniacos' sucedió en el concierto de la azotea. John Lennon se ubicó en el centro del escenario para tocar y cantar. Históricamente, siempre se había colocado a la derecha del escenario en las presentaciones de la banda.

UN TOQUE DE COLOR

El día del concierto de la azotea fue uno de los más fríos de ese invierno en Londres. Frente a esto, Ringo Starr tomó prestado el impermeable rojo de Maureen, su esposa en aquel entonces. Ese detalle de color vibrante aporta un atractivo visual único al material.

MEDIAS AL RESCATE

Además del frío, fuertes vientos se hicieron presentes en el día del concierto de la azotea. Para contrarrestar el ruido, el equipo técnico utilizó medias o calcetines para envolver los micrófonos que la banda necesitó para la grabación.

INSPIRACIÓN ONÍRICA

Paul McCartney reveló que la idea de la canción Let It Be, una de las más recordadas de la banda, vino a él después de un sueño sobre su madre.

CAMINO A LA FAMA

El reconocido músico Alan Parsons, líder de la banda The Alan Parsons Project, fue uno de los ingenieros asistentes que formó parte de las grabaciones realizadas por The Beatles en Apple, durante las sesiones de enero de 1969.

DESTACADA COLABORACIÓN

El legendario músico Billy Preston tocó los teclados durante varias sesiones en Apple en enero de 1969. The Beatles conocieron a Billy en Hamburgo en 1962, cuando se encontraba de gira por Europa como parte de la banda de Little Richard.

GRAN TRAYECTORIA

Glyn Johns, ingeniero de sonido durante las grabaciones de las sesiones de enero de 1969, había sido un artista de grabación por derecho propio y había lanzado una versión de I'll Follow The Sun de Lennon-McCartney en 1965. A lo largo de su carrera, trabajó con otras bandas de rock como The Eagles, The Rolling Stones, The Who, Led Zeppelin y Bob Dylan.

LAZOS FAMILIARES

Giles Martin, supervisor musical de "The Beatles: Get Back", es hijo de George Martin, el legendario productor de The Beatles. Giles continuó el legado familiar con su participación en el documental de Disney+.

MATERIAL RECUPERADO

Más de 500 cintas de audio originales de Nagra (el equivalente a aproximadamente 140 horas) grabadas en las sesiones de Get Back desaparecieron en 1971. La mayoría de las cintas se recuperaron 32 años después, tras una operación encubierta de piratería en Ámsterdam. Gran parte de esos audios se incluyen en "The Beatles: Get Back".

NUESTROS PODCASTS

Entendí esa referencia

EER 3x18 Only Murders in the Building o cómo un asesinato nos puede regalar personajes entrañables


Hay demasiadas cosas buenas en esta serie: el regreso de Steve Martin (!!!), Selena Gomez (!!!), un Martin Short más que a la altura y una química realmente entrañable. Además de un humor extraño (en el mejor sentido) que nos ha gustado mucho, más allá del misterio que los asesinatos ofrecen (no se dejen engañar, no es una serie oscura). Comentamos SIN SPOILERS durante un buen rato por si aún no las has visto, luego CON SPOILERS para regodearnos juntos en esta buena producción de Star+.