Atletas aumentan riesgo de enfermarse si compiten fuera de su país

El estudio concluye que el principal problema que enfrentan los atletas son los gérmenes y alergénicos de un ambiente desconocido.
AFP

Según investigadores británicos, los atletas que compiten en destinos que están a más de cinco zonas horarias de sus país, tienen más del doble de riesgo de contraer enfermedades que los deportistas locales.

El estudio, publicado en la Revista Médica Británica, concluye que el principal problema que enfrentan los atletas son los gérmenes y alergénicos de un ambiente desconocido.

Los científicos destacan que esto podría dar una ventaja al equipo anfitrión, en el caso de Londres 2012, al equipo británico. La investigación comprobó también que el vuelo en sí, no parece ser un factor.

El profesor Martin Schwellnus, uno de los autores de la investigación, destacó que "es una percepción aceptada que los viajes internacionales aumentan los riesgos de enfermedades debido a los microorganismos presentes en los aviones."

Sin embargo, el estudio señala que los mayores riesgos se deben a que la persona llega a un ambiente que no es el suyo. "El estrés de viajar en sí no parece afectar a los atletas porque cuando regresan a sus lugares de origen el riesgo no difiere del normal", dijo Schwellnus.

"Los cambios debido a la contaminación del aire, la temperatura, los alergénicos, la humedad, la altitud, alimentos diferentes, gérmenes y aspectos culturales pueden contribuir a un aumento del riesgo de enfermedad cuando se llega a un destino lejano", acotó

Como informa bbc.co.uk el estudio siguió diariamente a 259 jugadores de rugby que compitieron en el torneo Super 14 de rugby de 2010. Durante 16 semanas, los equipos de Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda compitieron en los tres países.

Para juegos en el país anfitrión, antes de vuelos internacionales, se reportaron 15 enfermedades por cada mil días de juego. En destinos donde los jugadores estaban a cinco horas de diferencia de sus países aumentó a 33 enfermedades por cada mil días jugados.

Para juegos en casa después de un vuelo internacional, el riesgo de enfermedad cayó a 11 incidentes por cada mil días. Casi la tercera parte de las enfermedades eran respiratorias, seguidas de intestinales, cutáneas y musculares.