Minsa

La carga de tuberculosis es mayor en las zonas urbanas que en las rurales, tanto en países desarrollados como en desarrollo, recordó la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Según la entidad, esta situación es atribuible en gran parte a las condiciones de vida de las poblaciones que habitan en los barrios marginales, como el hacinamiento, la falta de iluminación y ventilación naturales, en sus viviendas, o centros de labores.

Por ello, uno de los desafíos en el control de la tuberculosis en Latinoamérica y El Caribe es el rápido proceso de urbanización que conlleva la acelerada formación de barrios marginales y el incremento de poblaciones en pobreza y extrema pobreza.

Con este motivo se desarrolló en Brasil la reunión: “Marco de Trabajo para el Control de la Tuberculosis en Grandes Ciudades de Latinoamérica y El Caribe”, en el que participó una delegación de médicos peruanos.

Voceros de la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de la TB (ESN PCT) del  Minsa, señalaron que este evento propone una metodología estratégica para el control de la TB “con etapas y actividades que faciliten una atención de salud integral con un enfoque inter-programático e intersectorial coordinado con diferentes actores”.