La primera enfermedad grave y contagiosa del siglo XXI, el síndrome respiratorio agudo severo, pasó del animal al hombre.

Y aunque sea imposible determinar dónde, cuándo y cómo surgirá la próxima pandemia, se puede predecir que el agente infeccioso será de origen animal y que se multiplicará en grandes ciudades, en las que vive la mitad de la población mundial.

En 2007 existían mil 417 agentes infecciosos para el hombre: virus, bacterias, hongos y protozoarios de los cuales más de la mitad eran de origen animal.