Fracasa uno de los fármacos que se probaban contra el Alzhéimer

Científicos han declarado que los pacientes con Alzhéimer que recibieron el medicamento (bapineuzumab) no mostraron mayor mejoría en sus capacidades funcionales.

Las dos compañías estadounidenses, Pfizer y Johnson & Johnson han abandonado los estudios clínicos en fase 3 (final) de una nueva terapia para combatir el Alzheimer, después de que un par de pruebas fracasaron.

Esta es la segunda vez que estos laboratorios informan un fracaso en las investigaciones de esta molécula. La compañía Johnson & Johnson indicó que este fracaso tendrá un impacto de entre 300 y 400 millones de dólares en sus resultados de tercer trimestre.

Sus científicos han declarado que los pacientes con alzhéimer leve que recibieron el medicamento (bapineuzumab) no mostraron mayor mejoría en sus capacidades cognitivas o funcionales que los del grupo de control al que se administró un solo placebo.

El pasado 23 de julio, indicaron que aunque los objetivos no habían sido alcanzados durante el estudio clínico, continuarían sus investigaciones. Sin embargo, esta vez, los laboratorios anuncian la completa «suspensión del estudio clínico en fase 3 del bapineuzimab intravenoso para la forma ligera a moderada del mal de Alzheimer».

Steven Romano, portavoz de la empresa Pfizer, señaló que están «obviamente muy desilusionados» con el resultado de la prueba. Hasta el momento, todavía no existe cura para la enfermedad de Alzhéimer.