Claves para identificar un restaurante insalubre

Si luego de la clausura del restaurante “Bravo Restobar” por insalubre, no te desanimes, acá te explicamos cómo identificar un local higiénico.
En algunos locales la cocina está visible y en otros no, por eso es que te debes de fijar en cómo luce el mesero. | Fotógrafo: MorgueFile

A propósito de la clausura del restaurante “Bravo Restobar” por incumplir con las medidas básicas sanitarias y de salubridad, es oportuno que conozcas algunas pautas para que elijas bien dónde comer.

¡De cajón, ve al baño!

Fernando Gonzales Medrano, biólogo de la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM), lo primero que aconseja es ir al baño a lavarse las manos, porque ese momento lo puedes aprovechar para ver si el lugar está limpio, cuenta con agua potable y está abastecido de papel higiénico y jabón.

De tu paso por el baño podrás recoger las primeras señales de alerta. "Así tendrás una idea del compromiso del restaurante con la limpieza", señala el especialista.

La cocina tiene un "embajador"

En algunos locales la cocina está visible y en otros no, por eso es que te debes de fijar en cómo luce el mesero. ¿Lleva un uniforme limpio? Si no está pulcro, ponte alerta.

"Quien atiende es el embajador del restaurante, y la forma en que se presenta es claro ejemplo de las políticas de la empresa", precisa Gonzales Medrano, durante su participación en Siempre en Casa de RPP Noticias.

La empresa debe abastecer a su personal de al menos dos juegos de uniformes, dice el profesional. Él nos recuerda que ese cabello que se desprendió de la cabeza del mozo puede caer en su delantal y luego ir directo a tu plato.

Las uñas cortas también son importantes, porque ahí se puede albergar suciedad y concentrar bacterias. No olvides que el mozo manipula los alimentos, vajilla y cubiertos.

También es incorrecto si el mesero mete los dedos en los vasos, porque eso nos indica que ha sido mal capacitado.

Otro signo de alerta

Si ves una cuchara o cualquier otro cubierto con manchas de colores violetas o tornasolados, se trata de restos de detergente los que puedes llevar a la boca. "Nos estamos contaminando de una manera química", advierte el biólogo.

Percibe olores y sabores

Seguramente puedes identificar el mal olor de un huevo, pero si te han servido un pescado en proceso de deterioro ¿cómo haces? El sabor metálico es un indicador que no se puede esconder, además es probable que sufras una reacción alérgica si consumes un menú en esas condiciones.

Finalmente, Gonzales Medrano nos recuerda que las municipalidades son los entes fiscalizadores que deben encargarse de la vigilancia y evaluación de los locales de venta de comida. También está el Indecopi, que es el organismo al que los consumidores podemos acudir para quejarnos por una mala atención o una falta grave en el servicio.

Sepa más:
¿Qué opinas?