Un nuevo formato de negocio se ha masificado en los títulos más populares del momento. El denominado “Freemium” nos presenta un juego cuyo acceso es totalmente gratuito, pero nos presenta la oportunidad de conseguir pequeñas mejoras mecánicas y cosméticas a cambio de pequeñas cantidades de dinero real. Se ha realizado una encuesta a miles de padres de familia del Reino Unido y una gran cantidad comparte un miedo en común: las micro transacciones culpables de que los niños gasten a veces cientos de dólares en videojuegos como FIFA 19 o Fortnite.

Dicha encuesta indica que el temor de los padres frente a las compras digitales de estos videojuegos yace en los problemas que pueden surgir con los infantes, en especial en familias con ingresos de clase media.

Una no pequeña porción del 39% de los encuestados se sienten presionados por sus pequeños de 5 a 15 años para proveer dinero para estas compras virtuales. Asimismo, el 17% de los niños de 12 a 15 años, indica que al menos una vez han realizado una compra en línea “accidentalmente”. Queda en duda que tan casual puede ser un proceso con varios pasos de seguridad como comprar en línea con una tarjeta. En el periodo del 2018, la cantidad de menores que invierte en micro transacciones ha aumentado en 16%.

¿Permites que tus pequeños usen tu tarjeta para comprar objetos virtuales? De ser consumidor de estos, ¿con qué frecuencia recurres a las micro transacciones?

¡Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek!