Morgue File (Referencial)

Una broma pesada convirtió a una menor de edad holandesa en ejemplo de cómo manejarse en las redes sociales. El 13 de abril American Airlines recibió el siguiente mensaje a través de Twitter: "Hola, mi nombre es Ibrahim y soy de Afganistán. Soy parte de Al Qaeda y el 1 de junio haré algo "muy grande"", de parte de la cuenta @QueenDemetriax_. La aerolínea respondió inmediatamente: "Sarah, tomamos estas amenazas muy en serio. Tu dirección IP y detalles serán enviados al FBI".

Así lo que pensó que sería una broma terminó como algo muy serio. Luego de la respuesta de American Airlines, la adolescente entró en pánico. "Estaba bromeando", "lo siento", "fue una amiga mía", fueron algunas de las excusas de la joven hacia la empresa. Otra de sus frases tras conseguir espontánea popularidad fue: "Siempre quise ser famosa, pero como Demi Lovato, no Osama Bin Laden.

El 14 de abril la policía de Rotterdam informó que que había arrestado a la joven. Ella fue liberada este 15 de abril tras haberse realizado las investigaciones respectivas. Asimismo, la cuenta de la joven ha sido suspendida. A pesar de lo sucedido, ahora miles de personas siguen el ejemplo de la adolescente y mandan falsas amenazas a American Airlines por Twitter.