Si el clima lo permite hoy, el deportista de alto riesgo austríaco, Felix Baumgartner, buscará romper tres récords: realizar el salto más alto y más rápido en caída libre y convertirse en el primer ser humano en romper la barrera del sonido.

Baumgartner, de 43 años, deberá subir dentro de una cápsula espacial hasta la estratósfera, impulsado por el globo aerostático más grande de la historia: 102 metros de altura y 129 de diámetro.

Una vez que la cápsula alcance los 36.576 metros de altura, saltará al vacío. Lo hará a la altura de Nuevo México, al suroeste de Estados Unidos.

En su descenso intentará superar los 1.100 km/h, una velocidad que nadie logró hasta ahora y que tampoco se sabe qué efectos podría generar en su cuerpo.

"Queremos extender los límites de la humanidad un poco más", expresó Baumgartner en una red social.

Se estima que la maniobra de ascenso comenzaría sobre las 12.30 horas GMT y el salto se producirá sobre las 16.00 horas GMT.