Familia rusa vivió 40 años aislada del mundo

Los miembros de la familia Lykkov decidieron vivir alejados de la civilización, refugiándose en una montaña situada en el distrito de Abakan, en Siberia.
Wikimedia

En 1936, los miembros de la familia Lykkov decidieron vivir alejados de la civilización y sobrevivieron durante 40 años alejados de todo contacto con otros humanos.

Según Smithsonian Magazine, los cuatro miembros de esta familia encontraron refugio en una montaña situada en el distrito de Abakan, en Siberia, cerca de la frontera con Mongolia.

Los Lykkov tomaron esta cuestionable decisión por motivos políticos y religiosos, y mantuvieron su aislamiento voluntario por 40 años.

Durante su autoexilio nacieron dos hijos que, pese a su estado de aislamiento, sabían de la existencia de la civilización y de otros seres humanos.

En 1978 la familia fue descubierta por unos geólogos que sobrevolaban la zona en helicóptero, quienes lograron ponerse en contacto con ellos.